Cultivando germinados desde casa: Un superalimento vivo a tu alcance

Por: Fabián Herrera
Diciembre 08, 2020

Actualmente, nuestra alimentación se ha visto afectada por el estado de cuarentena. Estar en casa todo el día, el desgano y la poca actividad física son pan de cada día, incluso después de que se haya levantado el estado de cuarentena. Por eso hoy, les presentaremos un proyecto sencillo y que puede otorgar un superalimento disponible en tu propio hogar en cuestión de días: los germinados.

Según Braunstein y Rodríguez-Vida (1), los germinados son la piedra angular para una dieta vegetariana, pueden ser producidos en cualquier estación del año en zonas urbanas y rurales, sin necesidad de mucho espacio o algún tipo de sustrato. Se recomienda que formen parte de cualquier dieta que considere una alimentación saludable.

Te enseñaremos a producir tus propios germinados de lentejas (Lens culinaris), quinua (Chenopodium quinoa) y chía (Salvia hispanica).

Germinado de Lentejas

Para este método necesitarás un puñado de lentejas, un frasco, un pedazo de tela o gasa y una liga o un hilo para amarrar. Lo primero que harás es poner tu puñado de lentejas en el frasco, sumergirlo en agua, tapar el frasco con la tela ayudándonos de una liga o un hilo y dejarlo reposar durante todo un día. Cuando nuestras lentejas hayan reposado, escurrimos el agua (pero, sin desperdiciarla, ya que se puede aprovechar debido a su alto potencial enraizante (2)) y ahora las enjuagamos, volvemos a escurrir y dejamos el frasco en una posición de 45 grados con la tapa del frasco apoyada sobre la superficie o recipiente donde dejemos el frasco. Se deja en un lugar donde tengan luz, pero de manera indirecta y se repite el paso de enjuagar y dejar secar. Al cabo de aproximadamente 6-7 días podrás notar que tus lentejas llegan a llenar completamente el frasco con sus brotes.

Germinado de Quinua

En este caso necesitarás simplemente un colador. Lo primero que se hace es dejar reposar un puñado de quinoa en agua durante 8 horas, y luego se escurre bien para quitarle toda la saponina, sustancia presente en la quinua que le otorga un sabor amargo (3). A continuación, se procede a poner nuestra quinua sobre el colador y enjuagar escurriendo completamente el agua, y se deja sobre un plato (tratando de que no se acumule agua en este), se tapa el colador para evitar la presencia de insectos y lo ponemos en un lugar donde no le dé la luz directa. Se va a enjuagar la quinua entre 3 a 4 veces al día y al cabo de 3-4 días podremos obtener nuestros germinados. Al momento de enjuagar hacerlo con delicadeza para no dañar las radículas y si vemos que estas crecen por debajo del colador, es normal.

Germinado de Chía 

En este último método necesitaremos un recipiente ya sea de plástico o vidrio y papel toalla. Lo que se procede a hacer es cubrir con 2 o 3 capas de papel toalla la superficie de nuestro recipiente y darles un primer riego para que esté humedecido, pero que no gotee el agua si es que movemos el recipiente. Luego esparcimos nuestras semillas de chía encima y le otorgamos otro riego por encima. Se coloca en un lugar donde no le caiga la luz del sol directamente y cada día se riega 2 veces o cuando veamos que nuestro recipiente ya no está lo suficientemente húmedo. Al cabo de unos 5 días veremos ya los brotes de chía ya listo para recolectar.

Este proyecto es algo sencillo que cualquiera puede realizar sin algún impedimento y nos permite obtener un superalimento al alcance de nuestras casas. La importancia nutricional de estos brotes es inmensa. Cargados de aminoácidos como la glutamina, llenos de flavonoides, con presencia de sulforafano en algunas especies, nos indican que el consumo de germinados puede ayudar a prevenir males como el cáncer, debido a que la concentración de fitoquímicos naturales encontrados en los brotes es muchísimo mayor a los encontrados ya en las leguminosas lo que proporciona un efecto anti genotóxico si se mantiene en una dieta diaria (4). Los germinados, por su presencia de insulina, podrían ser una fuente alternativa para la obtención de esta, siendo así un alimento funcional para el tratamiento de la diabetes (5). Resalta también el hecho de que la presencia de antioxidantes es muchísimo mayor en los germinados que en las leguminosas como tal, como por ejemplo en las semillas de lentejas encontramos 42mg cada 100g, con una comparación de 72 mg/100g a los dos días y 90mg/100g a los 5 días (6).

Invitamos a cualquier persona que esté leyendo este artículo a animarse a realizar la generación de germinados desde sus hogares, de una manera sencilla, práctica, rentable y sobre todo saludable.

Referencias:

  • Braunstein, M. y Rodríguez-Vida, S., 2012. Germinados. Barcelona: Ediciones del Serbal.
  • Guamán R, Leython S, Martínez T. Enraizantes Naturales en Coffea canephora var. robusta (L. Linden) A. Chev. IRR [Internet]. 27 de marzo de 2019 [citado 2020 Oct 19]; (12):93-102. Disponible en: https://34.223.92.154/index.php/IRR/article/view/305.
  • Lozano Maribel, Tícona Edgar, Carrasco Cristhian, Flores Yonny, Almanza Giovanna R. CUANTIFICACIÓN DE SAPONINAS EN RESIDUOS DE QUINUA REAL CHENOPODIUM QUINOA WILLD. Rev. Bol. Quim [Internet]. 2012 [citado 2020 Oct 19]; 29(2): 131-138.Disponible en: http://www.scielo.org.bo/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0250-54602012000200002&lng=es.
  • Márton M, Mándoki Z, Csapó-Kiss Z, Csapó J. The role of sprouts in human nutrition. A review. Vol. 3, Alimentaria. 2010.
  • Pathak M, Martirosyan DM. Immunodetection and quantification of insulin-like antigens in sprouts: development of an efficient functional food. Funct Foods Heal Dis. 2011;1(11):492.
  • Yashin YI, Nemzer B V, Ryzhnev VY, Yashin AY, Chernousova NI, Fedina PA. molecules Creation of a Databank for Content of Antioxidants in Food Products by an Amperometric Method. Molecules [Internet]. 2010; 15:7450–66. Disponible en: www.mdpi.com/journal/moleculesArticle

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *