El ciclismo urbano en Lima: el camino a recorrer para consolidar esta iniciativa sostenible

Por: Ivana Kleinerman
Octubre 27, 2020

Montar bicicleta es una alternativa de transporte sostenible ampliamente conocida debido a los diversos beneficios que aporta a la comunidad. Algunos de ellos son las mejoras en la salud de los integrantes de la comunidad y la disminución de la contaminación. Del mismo modo, tiene beneficios económicos, como menos gastos por servicios de transporte, y la posibilidad de crear más empleo. No obstante, ¿es el ciclismo urbano en Lima una fantasía o una realidad?

En Lima, varios distritos ya tienen ciclovías, y las municipalidades de estos mismos facilitan diversas instalaciones y servicios adicionales para los ciclistas como el alquiler de bicicletas o bicicleta compartida, parqueos para bicicletas, y espacios para reparar bicicletas en los parques (bicitécnico). Lamentablemente, estos servicios se suelen encontrar en los distritos más acomodados y no están disponibles para todos. De este modo, si bien la “élite” de ciclistas goza de las facilidades (1), otros usuarios, como repartidores de gas que van en bicicleta, estudiantes y trabajadores que no usan carro particular o servicio público, se enfrentan a una realidad en la que no basta un pequeño tramo de ciclovía al lado del parque. ¿Cómo hacer del ciclismo una actividad no solo sostenible, sino inclusiva?

Por suerte, y especialmente debido al contexto de la pandemia, hay proyectos en marcha que traerán beneficios para la comunidad y el ambiente. El ciclismo permite mantener la distancia social y recorrer distancias cercanas sin usar un transporte que contamina. Por ello, la Municipalidad de Lima está aprovechando la cuarentena para iniciar la construcción de una red de 46 km temporal, y para el 2022 consolidará su ambicioso plan de tener una red de 374 kilómetros de ciclovías interconectadas. (2). Solo en este año, se ejecutarán 21 kilómetros distribuidos en San Juan de Lurigancho, Los Olivos, y La Victoria. (3)

En general, parte de consolidar la red de ciclovías es analizar las ya existentes, ver qué se debe mejorar, y cómo hacer un diseño que se adapte al espacio disponible en cada distrito. Es prioritario garantizar la seguridad del ciclista, peatones, y conductores. Solo así, se puede asegurar que las ciclovías tengan acogida, y se vea al ciclismo urbano como una alternativa no solo sostenible, sino factible.

Referencias:

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *