Fauna de Jardines. ¿Todas las especies son perjudiciales?

Por: Diego Santillana
Agosto 1, 2020

Si nos adentramos entre las especies vegetales, y si buscamos debajo de las piedras e incluso dentro de la tierra de nuestros jardines nos daremos cuenta que es el hogar de muchos animales, donde cada uno asegura su supervivencia. Algunas de estas especies, a nuestros ojos, pueden parecernos desagradables por su apariencia viscosa, pero nos pueden ser de mucha utilidad como las lombrices de tierra (1) el cual son beneficiosas ya que ayudan con la compactación, porosidad y fertilidad del suelo. Su alimentación está basada en materia orgánica vegetal en descomposición, lo que la hace colocarse en la posición de descomponedor en la red trófica de los jardines. Cabe resaltar que esta especie, presenta muchos depredadores, como aves, arañas, peces, hormigas, etc.

Otra especie que puede parecer desagradable por su naturaleza viscosa serán la especie Helix aspersa o comúnmente llamados caracoles de jardín (2). Son moluscos gasterópodos y poseen una concha calcárea en espiral. Se lo considera un consumidor primario en la cadena trófica debido a que su dieta está basada en consumo de plantas, frutas y verduras, esto los hace perjudicial para cultivos agrícolas y son considerados como una plaga. Además de consumir fuentes ricas en calcio para fortalecer su concha. Cabe resaltar que tiene muchos depredadores naturales, incluyendo a los humanos, ya que, en diferentes países del mundo, se lo consume en diferentes recetas.

Por otro lado, las arañas comúnmente son exterminadas no solo porque puede parecer temible su apariencia, sino también porque la mayoría de especies no son aptas para convivir con personas. Estas 2 especies que les mencionaré ahora son beneficiosas para nuestros jardines puesto que no son peligrosas y una de éstas nos ayudaría a controlar especies perjudiciales para nuestro jardín. La Araña saltarina (Hyllus diardi) (3), generalmente presenta colores plomos y grises, se trasladan haciendo pequeños saltos y se alimenta del néctar de las plantas, otros insectos e incluso hasta arañas de su misma especie. Por otro lado, el género de Arañas Argiope sp. (4) se caracterizan por su coloración vistosa en su opistosoma que varía según su especie. Estas, pese a apariencia atemorizante, son unas grandes aliadas debido que sus telas orbiculares nos ayudan a combatir otras especies de insectos como moscas, mosquitos, polillas, escarabajos como los de la familia Carabidae (5), etc.

Otra de las especies que son favorables para nuestro jardín son la Cheilomenes sexmaculata (6), pertenecientes a la familia de Coccinellidae. Generalmente son especies carnívoras ya que se alimentan de Hemiptera Sterrnorhyncha (pugones, conchuelas y otros), desde su etapa larvaria. Esta especie se expandió a lo largo de Sudamérica y su introducción fue debido a que son controladores naturales de las especies denominados insectos fitopatógenos, ayudando a la producción de cultivos agrícolas y forestales. Pocas especies de la familia Coccinellidae son herbívoras.

Tener un jardín libre de plagas, controlados gracias a los animales que se alimentan de estas, hace que se mantenga saludable. Además, si contamos con algunas especies de flores hace que sean atraídas ciertas especies de polinizadores como las mariposas Vanessa carye (7) y Phoebis sennae (8) ambas pertenecientes al orden Lepidóptera, pero de familias Nymphalidae y Pieridae respectivamente. Además de otra especie de polinizador como las abejas (Apis mellifera)(9) pertenecientes a la familia Apidae. Cabe resaltar que no solo estas especies son consideradas como polinizadores, sino que especies mencionadas anteriormente como los de la familia Carabidae y Coccinellidae, también cumplen éste tipo de función y están clasificados con polinizadores bióticos.

Esto demuestra de que muchos animales que habitan no solo pertenecen a una cadena trófica, y que, a nuestra visión de ser considerados plagas, tiene una labor importante en la naturaleza. Podemos aprovechar de alguna manera y aprender a coexistir con las especies puesto que todo forma parte de un equilibrio Natural.

Referencias:

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *