Desafío de las sociedades contemporáneas: Impacto ambiental y gestión de residuos sólidos

Por: José Antonio Paredes Pardavé 
Octubre 27, 2020
Foto: Elaborado por Beltran1.

El presente artículo científico abordará el tema propuesto desde el punto de vista de las sociedades sostenibles, partiendo de su definición la cual señala que; para que este modelo ideal de sociedad científica perdure o se concrete, debe existir un límite bien definido y un equilibrio entre la relación ser humano – medio ambiente. Ante esto, se pretende desarrollar un contenido que hable sobre esa relación, tocando conceptos como la gestión de residuos sólidos y el impacto ambiental, ambas en torno a las sociedades contemporáneas.

Son dos los grandes desafíos que toda sociedad contemporánea debe enfrentar si quiere llegar a convertirse en una sociedad sostenible. Pues, esta es definida según Meadowcroft2, como aquella que se desarrolla respetando los límites establecidos por los límites ecológicos o de la naturaleza. También, es capaz de perdurar en el tiempo como entidad colectiva y permanente porque se han especializado en disminuir y controlar las prácticas que imponían cargas excesivas al medio ambiente. Así, el primer gran desafío refiere que “una sociedad que pretende ser sostenible tiene que debatir y repensar qué produce, cómo produce, para qué produce, cómo consume, y posteriormente cómo gestiona los residuos de esa producción”3. Asimismo, el segundo es la variable que refiere a la “modificación del entorno ocasionada por la acción del hombre o de la naturaleza”4, es decir el impacto ambiental. Sin embargo, “integración, convivencia y respeto por la naturaleza parece difícil si no paramos de expoliar los recursos de la Tierra sin dejar el tiempo suficiente para su regeneración”3.

Así, según lo señala el informe de Public Services International Research Unitson (PSIRU)5, son tres los factores identificados que influyen en la generación de residuos en una sociedad: el tipo de actividad económica como la proliferación de tiendas minoristas modernas; el nivel de desarrollo de la población en cuanto a niveles de ingresos, estilos de vida y educación medioambiental de la ciudadanía, la cual desempeña un papel crucial y; el tamaño de la población. Ya que las actividades económicas no pueden concretarse debidamente, es imprescindible que a la hora de promover comunidades responsables y economías locales sólidas se tenga un adecuado y eficiente servicio para la gestión integral de los residuos sólidos. Esto puede evidenciarse en el informe del Banco Mundial6, el cual señaló que la generación de residuos en el mundo tendrá un incremento sustancial, de 2010.000.000 de toneladas registradas en 2016 a 3400.000.000 en los próximos 30 años. Los países de ingreso alto, que representan el 16 % de la población mundial, los cuales recuperan más de un tercio de los residuos por medio del reciclado y la compostificación, generan más de un tercio de los desechos del mundo y, Asia oriental y el Pacífico generan casi un cuarto del total. Asimismo, se estima que para el año 2050 las regiones de África al sur del Sahara y Asia meridional tripliquen y dupliquen, respectivamente, su generación de residuos. Así, a pesar de la importancia y urgencia de promover y ejecutar una gestión de los residuos sólidos como elemento esencial para las sociedades contemporáneas, hoy por hoy, suele pasarse por alto, sobre todo en los países de ingreso bajo pues en estos, solo se recicla un 4 % de los desechos.

Por otro lado, según lo refiere el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo7, todos los años 1.300 millones de toneladas de alimentos son desechados. La industria alimentaria representa un aproximado del 22% de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial. Y, solo la quinta parte del consumo global de energía en 2013 provino de fuentes renovables, mientras que el porcentaje de agua potable en el mundo se ha reducido al 3% y se sigue reduciendo cada año. Por ende, alrededor del mundo “muchas empresas y organizaciones trabajan en el desarrollo de proyectos para optimizar cada una de las fases del ciclo por el que pasan todos esos productos, recipientes y embalajes, desde su diseño hasta sus posibles segundas vidas. Es crucial buscar formas de gestionar los residuos de manera inteligente, promover medidas que fomenten el consumo responsable y desarrollar nuevas técnicas y procesos que ayuden a los ciudadanos a reciclar más y mejor”8.

Ante este contexto, si bien muchas son las propuestas y los avances que se han desarrollado para minimizar el daño a nuestro entorno y elevar a otro nivel la gestión de residuos sólidos, aún hay demasiado por realizar, pues actualmente “parece que se han olvidado los límites de nuestro planeta creando la falsa idea de que el crecimiento económico es la única manera que obtener bienestar y dignidad para todos los ciudadanos”3. Dado que todos los individuos en una sociedad son responsables de esta, deben llegar a comprender que “todo residuo es aprovechable en la medida que encuentre un mercado de oferta y demanda, pues todo residuo que se genera es un recurso”9. Así, los gobiernos deben usar la ciencia y economía como base para incorporar formas inteligentes y sustentables de gestionar los desechos, teniendo en cuenta la realidad y las necesidad de cada país, puesto que los países más necesitados requieren con urgencia elaborar sistemas de gestión de desechos de avanzada; mientras que los principales países generadores de residuos necesitan aplicar con eficiencia sus programas integrales de reciclaje y reducción de residuos tanto a nivel macro (industrias) como micro (personas), pero indispensablemente mejorar el proceso educativo en las personas para tener una sociedad sostenible será decisivo para promover un crecimiento económico eficiente y minimizar el impacto ambiental6. Hagamos de este planeta un lugar en el que nuestras futuras generaciones puedan vivir, ya que por el momento es el único que conocemos y nos queda.

Bibliografía: 

  1. Beltran J. Man lying on garbage pile in aerial photography photo – Free Trash Image on Unsplash [Internet]. 2019 [citado 17 de agosto de 2020]. Disponible en: https://unsplash.com/photos/AxdlcxaModc
  2. Meadowcroft J. Encyclopedia Britannica [Internet]. Sustainability. 2020 [citado 5 de agosto de 2020]. Disponible en: https://www.britannica.com/science/sustainability#ref1225913
  3. Goñi T. Ctxt.es [Internet]. ¿Es posible una sociedad sostenible? 2017 [citado 5 de agosto de 2020]. Disponible en: https://ctxt.es/es/20171206/Firmas/16559/sociedad-sostenible-crecimiento-economico-PIB-ecologia-decrecimiento-economista-sin-fronteras.htm
  4. Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales. Gobierno de México [Internet]. Impacto ambiental y tipos de impacto ambiental. 2018 [citado 18 de agosto de 2020]. Disponible en: https://www.gob.mx/semarnat/acciones-y-programas/impacto-ambiental-y-tipos-de-impacto-ambiental
  5. Public Services International Research Unit. Los servicios de gestión de sólidos municipales en América Latina [Internet]. 2017 [citado 5 de agosto de 2020]. Disponible en: www.psiru.org
  6. Banco Mundial. Informe del Banco Mundial [Internet]. Los desechos 2.0: Un panorama mundial de la gestión de desechos sólidos hasta 2050. 2018 [citado 19 de agosto de 2020]. Disponible en: https://www.bancomundial.org/es/news/press-release/2018/09/20/global-waste-to-grow-by-70-percent-by-2050-unless-urgent-action-is-taken-world-bank-report
  7. Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Objetivo 12: Producción y consumo responsable [Internet]. 2020 [citado 19 de agosto de 2020]. Disponible en: https://www.undp.org/content/undp/es/home/sustainable-development-goals/goal-12-responsible-consumption-and-production.html
  8. National Geographic España. Innovación y reciclaje [Internet]. 2019 [citado 5 de agosto de 2020]. Disponible en: https://www.nationalgeographic.com.es/mundo-ng/actualidad/innovacion-y-reciclaje-2_13839/5
  9.  

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *