El Compostaje: Una alternativa sostenible que podemos trabajar desde casa

Por: Iris Alicia Castro Padilla

Estudiante de Ingeniería ambiental – UNALM

Marzo 5, 2021
 

Según cifras del Fondo de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), se pierden 1300 millones de toneladas de comida producida para el consumo humano, que viene a ser un tercio del total de comida producida. Además, a escala mundial en términos de valor económico se pierde aproximadamente 14% de los alimentos producidos desde la postcosecha hasta el nivel minorista, pero sin incluir este último ¹. Esto sucede mientras existen 821 millones de personas que  padecen de hambre en el mundo. Una de cada nueve personas sufre de inseguridad alimentaria, pero en realidad se producen alimentos más que suficientes para todos².

Por otro lado, América Latina y el Caribe representan el 20% de la cantidad global de alimentos que se pierden desde la fase posterior a la cosecha hasta el nivel minorista, sin incluir a este último, según un nuevo informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación ³.

Remontándonos a nuestro país, el desperdicio de alimentos es entre 5 y 9 millones de toneladas anuales, es decir el 33% de los alimentos que se producen, de acuerdo con cifras del Banco de Alimentos Perú; mientras 2,8 millones no tienen alimentos suficientes y 12,9% de niños sufre de desnutrición crónica.

El desperdicio de los consumidores a menudo se debe a una mala planificación de las compras y comidas, las compras excesivas (influenciadas por el tamaño excesivo de las porciones y los envases), la confusión por las etiquetas (fechas de consumo preferente y de caducidad) y un mal almacenamiento en el hogar¹.

Figura 1: Porcentajes mundiales y por región de la pérdida de alimentos desde la etapa posterior a la cosecha hasta la distribución-2016. Fuente: FAO, 2019.
 

¿Qué hacer?

Una de las posibles soluciones que involucra no solo a las empresas, es decir, que no solo se puede llevar a cabo desde un nivel industrial, sino que también se puede desarrollar desde casa, es el muy conocido compostaje, en este artículo  hacemos referencia al compostaje casero, ya que existen diversos tipos de este y para distintos fines.

Figura 2. Compostera casera. Fuente: viviendasaludable.es
 

¿En qué consiste el compostaje?

El compostaje o “composting” es el proceso biológico aeróbico, mediante el cual los microorganismos actúan sobre la materia rápidamente biodegradable (restos de cosecha, excrementos de animales y residuos urbanos), permitiendo obtener «compost», abono excelente para la agricultura.

El compost  es la transformación de la materia orgánica (como restos orgánicos de cocina y jardín) hasta obtener un producto final que funciona como abono natural para nuestras plantas. Este resultado final sirve para mejorar la estructura del suelo, facilitar el crecimiento de las plantas y evitar el crecimiento de malas hierbas.

El aprovechamiento de residuos orgánicos representa múltiples beneficios, además de menguar la problemática que viven las poblaciones aledañas al relleno sanitario, estas personas son las más afectadas con el mal manejo de los residuos orgánicos.

Entonces, te preguntarás ¿cómo hago compost?, te mostramos unos pequeños y sencillos pasos que puedes seguir.

  1. Preparar el compostador, este puede ser una caja de madera o cualquier otro recipiente.
  2. Añadir los desechos orgánicos, como cáscaras de fruta, hojas secas, cáscara de huevo, etc. Estos se deben intercalar por capas para conseguir el equilibrio óptimo que requiere un compost casero de calidad.
  3. Regar el compost, de vez en   cuando y aplicar lo siguiente :si tomas el material con tu mano y lo aprietas, este se debe amoldar, en caso se derrama significa que  está muy seco, y debes incorporar material húmedo, por el contrario si gotea mucho significa que está muy mojado por lo que debes colocar más material seco.
  4. Utilizar el compost, luego de 2 a 4 meses separamos el material fino del grueso y aplicamos nuestro compost a macetas y/o jardines.

Debemos estar dispuestos a experimentar nuevas cosas, sobre todo ahora que pasamos más tiempo en casa debido a la pandemia. Y qué mejor manera de aprender a hacer compost y darle valor a nuestros residuos orgánicos generados diariamente.

Referencias bibliográficas:

  1. FAO. El estado mundial de la agricultura y la alimentación. Progresos en la lucha contra la pérdida y el desperdicio de alimentos. [Internet].2019.  [citado 13 feb 2021]. Disponible en:http://www.fao.org/3/ca6030es/ca6030es.pdf
  2. News.un.org.[Internet] .[actualizado 16 Oct 2018; citado 13 feb 2021]. Disponible  en: https://news.un.org/es/story/2018/10/1443382
  3. Unep.org. [Internet] .[actualizado 14 oct 2019; citado 14 feb 2021]. Disponible en: https://news.un.org/es/story/2019/10/1463871
  4. Agronoticias.pe. Perú desperdicia más del 33% de los alimentos que produce. [Internet] .[actualizado 4 Jul 2019; citado 14 feb 2021]. Disponible en:https://agronoticias.pe/ultimas-noticias/peru-desperdicia-mas-del-33-de-los-alimentos-que-produce/#:~:text=En%20el%20Per%C3%BA%2C%20el%20desperdicio,ni%C3%B1os%20sufre%20de%20desnutrici%C3%B3n%20cr%C3%B3nica.
  5. Pucp.edu.pe. Aprende a hacer compost casero. [Internet] .[actualizado 21 May 2018; citado 14 feb 2021]. Disponible en: https://www.pucp.edu.pe/climadecambios/noticias/aprende-a-hacer-compost-casero/ 

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *