Agricultura familiar y rural: una realidad más allá de la capital

Por: Vanessa Huanchi Gutierrez

Junio 4, 2021

“Erradicar la pobreza es una forma de alcanzar la sostenibilidad ambiental, para las próximas décadas dependerá críticamente de la agricultura familiar” – José Da Silva (ex director de FAO)

Actualmente apoyar a la Agricultura Familiar (AF) es fundamental para hacer frente al desafío de producir más alimentos, crear más puestos de trabajo y conservar la base de recursos naturales. Sin embargo, en medio de esta pandemia vemos un panorama insatisfactorio, dando a relucir la escasa prioridad hacia los pequeños productores del sector agrario. En ese sentido, la finalidad del presente artículo es reconocer el vínculo de los agricultores familiares con la tierra, así como informar los principales problemas políticos y económicos en el Estado.

Importancia de la Agricultura Familiar.

La agricultura familiar es la unión de la fuerza de trabajo familiar y la tierra, enlazando aspectos económicos, ambientales y sociales con el fin de satisfacer necesidades. Además, preserva alimentos tradicionales, beneficiando a una dieta equilibrada y conservando la biodiversidad agrícola y uso sostenible de los recursos naturales (1).

En América Latina y el Caribe el progreso de la AF es fundamental para activar el desarrollo y la inclusión social, pues este sector agrícola aporta más del 70% de los alimentos en los países del continente (2). En el Perú, la AF es un punto clave para el desarrollo económico ya que, representan cerca del 97% de las Unidades Agropecuarias (UA). Siendo los departamentos de la sierra (Cajamarca, Puno, Cusco y Ancash) el 41% de UA familiares (3). En contraste, la agricultura empresarial representa solo el 3% de UA, concentrándose en los departamentos de Lima, Piura y San Martín (4).

Un dato interesante es que el 6% y 7% de la AF de la Costa y Selva reciben asistencia técnica, en cambio en la Sierra solo lo perciben el 2% de las familias (4). Dicho esto, ¿por qué aún persiste la desigualdad dentro de la AF pese a que es el sector que más aporta a la alimentación de las familias peruanas? Sucede porque la actividad económica de la empresa campesina se desarrolla con la finalidad de satisfacer sus necesidades siendo diversa en su mayoría en la sierra; por otra parte, la empresa capitalista se centraliza en regiones costeras para alcanzar mayores ganancias, incrementando la división de beneficios por regiones geográficas (5).

Distribución de las Unidades Agropecuarias según el IV Censo de Agricultura, 2012.
Fuente: CENAGRO 2012, Elaboración: ENAF 2015-2021 (4)

Medidas de despegue hacia un mundo equitativo.

Los temas agrícolas siempre han ocupado un sitio importante en las preocupaciones de los gobiernos. Teniendo en cuenta que su desarrollo influye en la calidad de alimentación y en la erradicación del hambre y la pobreza, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) durante el 2014, implementó el “Año Internacional de la Agricultura Familiar”, cuyos objetivos fueron: i) visibilizar el importante papel de la AF, y ii) apoyar el desarrollo de las políticas agrícolas ambientales y sociales. Asimismo, este año coincidió con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Cabe destacar que con la ODS 2: “Hambre cero” se busca acabar con el hambre, la inseguridad alimentaria y promover la agricultura sostenible (6), es decir, este objetivo indirectamente atrajo la atención para la continuidad de las medidas de despegue para la AF.

Con motivo de seguir potenciando el desarrollo de los agricultores familiares, se elaboró la Estrategia Nacional de Agricultura Familiar 2015-2021 aprobada por el Ministerio de Agricultura y Riego (MINAGRI) (4). Años posteriores la FAO en conjunto con el MINAGRI aperturaron un plan de acción llamado Decenio de las Naciones Unidas de la Agricultura Familiar (2019-2028). Asimismo, en vista a la emergencia sanitaria se implementó el Programa para el Financiamiento Agrario Empresarial, con el fin de continuar la producción de alimentos y asegurar los ingresos de los trabajadores. Así pues, se ampliaron 900 mercados itinerantes denominados “De la Chacra a la Olla” facilitando la relación agricultor-comprador (9).

Fuente: MEF, Consulta Amigable del 2011 al 2020; Elaboración: Propia. (8)
Nota: Presupuesto Institucional Modificado (PIM) actualizado como consecuencia de las modificaciones presupuestarias efectuadas durante el año fiscal. Ejecución presupuestal es el porcentaje de avance del presupuesto que se ha ejecutado.

Se verifica que los resultados de los proyectos mencionados son beneficiosos para el sector agropecuario, observando mejoras con respecto al PIM y la ejecución presupuestal. Durante el 2016 el porcentaje de ejecución disminuyó, esto se relaciona al cambio de gobierno, así como la primera crisis política. Si bien, el Estado realizó diversas medidas económicas para incentivar la inversión y la promoción de la agricultura, ¿qué es lo que sucede con la AF dentro de este sector? Con el fin de dilucidar esta pregunta se abordará el fondo riego que es la principal función del sector agropecuario para promover el desarrollo de la AF.

Fuente: MEF, Consulta Amigable del 2011 al 2020; Elaboración: Propia. (8)

Se observa el aumento del PIM desde el 2016, año en que se tomaron las medidas de despegue, no obstante, se registra una caída en el porcentaje de ejecución del 19% para el 2017, persistiendo hasta la actualidad. Si bien, durante el 2020 en el marco del Estado de Emergencia COVID-19 se asignó S/ 4,079 millones para promover la AF, no se ve reflejado en el porcentaje de ejecución. En otras palabras, aunque los gobiernos nacionales, regionales y locales han establecido una serie de medidas y facilidades financieras para compensar la contracción de las actividades económicas, no siempre la agricultura familiar fue su prioridad (8).

Problemas de la AF en el 2020.

Se debe mencionar que existen dos clases de cultivo: i) cultivos transitorios y ii) cultivos permanentes, se diferencian por el costo de instalación y por el periodo de cosecha (9). Los productos que más crecieron de los cultivos transitorios fueron la papa y el arroz en cáscara durante el primer semestre del 2020. Sin embargo, un grupo de campesinos de Huancavelica fueron afectados por la falta de atención del Gobierno, ya que denunciaron la falta de camiones de carga que trasladan el producto a los mercados de la capital cobrando injustamente 10 céntimos por cada saco de 100 kg de papa. Este hecho constata que el comercio es fundamental para la interacción del campesino con el mercado y para que las cadenas de suministro de productos alimenticios permanezcan en funcionamiento.

Tubérculo milenario cultivada por la agricultura familiar, la papa.
Fuente: EFSA – FAO por Claudio Guzmán (4)

Los productores no recibieron los incentivos suficientes por hectáreas de áreas cultivadas y se verificó que el precio promedio del cultivo de papa proveniente de la chacra disminuyó de S/ 1,08 por kg a S/ 0,91 por kg durante los primeros meses del 2020. Los productores de arroz en cáscara no se vieron afectados ante el panorama, pues el precio en chacra que recibieron entre enero y junio del 2020 pasó de S/ 0,92 por kg a S/ 1,20 por kg. En el caso de los cultivos permanentes, muchas familias productoras de cacao se han visto afectadas ya que los trabajadores no han podido movilizarse a los campos de cultivo, lo cual ocasionó una excesiva maduración del grano, reduciendo la calidad de cosecha (9). Es decir, la necesidad de mano de obra llega a ser un punto importante afectando de manera negativa a la producción de cacao y café frente a las medidas de confinamiento obligatorio derivadas de la COVID-19.

Una realidad frecuente que ocurre fuera de la capital es el acceso a créditos agrícolas, ya que el 13% de AF son de la Costa y solo el 5% de la Sierra se beneficia de ellos (4). Este suceso junto con las malas condiciones laborales, las desigualdades y el centralismo muy marcado en el país provocaron el Paro Agrario del 2020.

En conclusión, la actividad agraria sigue siendo la principal fuente proveedora de abastecimiento de alimentos para el mercado nacional incluso durante la emergencia sanitaria por la COVID-19. A pesar de los avances en la gestión de proyectos a favor del sector agrícola en el presupuesto, estas mejoras se ven centralizadas y no llegan a ejecutar todo el presupuesto a causa de los gobiernos nacionales, regionales y locales. La AF a causa del poco apoyo de las instituciones, es un sector altamente vulnerable a los efectos del cambio climático y crisis económicas.

Referencias Bibliográficas:

  1. Carmagnani, M. La agricultura familiar en América Latina. Problema Desarrollo. Scielo [Internet]. 2008 [citado 3 mayo 2021]; 11–56. Disponible en: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0301-70362008000200002
  2. FAO [Internet]. Agricultura familiar en América Latina: Recomendaciones de Política. Salcedo S, Guzmán L, editores. 2014. [citado 3 mayo 2021] Disponible en: www.fao.org/publications
  3. IV Censo Nacional Agropecuario. Resúmenes de investigaciones, experiencias y lecciones aprendidas. 2015. [citado 3 mayo 2021]
  4. Estrategia Nacional de Agricultura Familiar 2015-2021. Ministerio de Agricultura y Riego. 2015. [citado 3 may 2021] Disponible en: https://www.agrorural.gob.pe/wp-content/uploads/2016/02/enaf.pdf
  5. Flores de la Torre Katherine Stephanie, Rosa. Aportes de la agricultura familiar al sector agropecuario y una propuesta de tipología para su caracterización en el Perú. Facultad de Ciencias Sociales. Pontificia Universidad Católica del Perú. 2020. [citado 3 mayo 2021]
  6. Objetivos de Desarrollo Sostenible: Objetivos y metas de desarrollo sostenible [Internet]. Naciones Unidas. 2015 [citado 3 mayo 2021]. Disponible en: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/objetivos-de-desarrollo-sostenible/
  7. Seguimiento de la Ejecución Presupuestal (Consulta amigable) [Internet]. [citado 4 mayo 2021]. Disponible en: https://www.mef.gob.pe/
  8. Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA). La agricultura familiar y el abastecimiento agroalimentario ante la pandemia COVID-19 en América Latina y el Caribe [Internet]. Desarrollo territorial y agricultura familiar. 2020 [citado 4 mayo 2021]. Disponible en: https://iica.int/sites/default/files/2020-08/sondeocorto %281%29.pdf
  9. Montenegro J, Maurer A, Ynga C, García E, Ramirez C, Munive F, et al. Impacto de la Covid-19 en la actividad agraria y perspectivas. MINAGRI [Internet]. 2020 [citado 4 mayo 2021]. Disponible en: https://cdn.www.gob.pe/uploads/document/file/1456093/Impacto%20de%20la%20COVID-19%20en%20la%20actividad%20agraria%20y%20perspectivas%20.pdf

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *