Bio Natural Solutions y su compromiso con la biotecnología para la reducción de desperdicios de alimentos.

¿Existe una solución ecoamigable al problema de la rápida descomposición de frutas y verduras? Este ingenioso invento plantea resolver uno de los mayores problemas a nivel mundial: Reducir el desecho de alimentos estropeados, desarrollando un compuesto capaz de alargar su vida útil.

Por: Rodrigo Alessandro Llancaya Perez

 

Diciembre 30, 2020
Miguel Malnati, Michelle Aranda, Estefany León, Jesaya Ríos y Moisés Ortega son los profesionales detrás de la empresa Bio Natural Solutions.

De la idea a la acción

A quien no se le ha echado a perder las frutas, ya sea por altas temperaturas o por un mal almacenaje, haciendo que las deseches e impidiendo que las disfrutes en una ocasión tan simple como puede ser de aperitivo entre clases de la universidad.

Esta fue la situación la cual dio el pie para pasar de la idea a la acción. Cuando surgió el deseo de querer resolver este problema, los cofundadores de Bio Natural Solutions (BNS) ya estaban inmersos en un proyecto de investigación similar que consistía en la preservación de quesos. Implementar esta tecnología en las frutas, suponía un gran reto. Tanto fue el empeño en el desarrollo del primer prototipo de bioplástico, que cuando se dio la oportunidad de participar en el concurso “Primer Paso”, dirigido a estudiantes de pregrado de la Universidad de Lima, lograron hacerse con el primer premio.

Después de este gran inicio, el ya formado trío seguiría en la búsqueda de la consolidación de su Startup a partir de fondos de Innóvate Perú iniciando en la etapa pre-semilla con el concurso nacional Startup Perú 5G en el año 2017. Actualmente, BNS ha desarrollado un prototipo de recubrimiento comestible y orgánico en base a residuos agroindustriales del mango, con la finalidad de mejorar la vida útil de la mandarina de exportación.

Investigación la cual fue posible gracias al financiamiento del programa de Innovación para microempresas PIMEN de Innóvate Perú. Los resultados reportados por la empresa indican una reducción de los frutos podridos en un 55.3%, una reducción de cítricos bufados en un 60% y una disminución del índice de maduración de las mandarinas variedad W.Murcott a 48 días de almacenamiento simulando condiciones de exportación y anaquel (42 días en frío a 4ºC y 6 días a temperatura ambiente), lo cual haciendo un análisis de costo – beneficio se demuestran ahorros generados por la tecnología beneficioso para los exportadores de cítricos, como la mandarina.

Fuente: Bio Natural Solutions, 2020

Por otra parte, cabe destacar su brillante participación y reconocimiento en el “Concurso Nacional de Invenciones y Diseños Industriales 2019” organizado por el INDECOPI con su invento “Proceso para la obtención de una nano emulsión con antioxidantes naturales encapsulados para la conservación de alimentos frescos” resultando ganadores en la categoría de “Inventores Independientes”. Asimismo, recibieron un reconocimiento dentro del programa “Creadores de Valor” de la Cámara de Comercio Peruano Francesa y como mejor Innovación de la Cámara de Comercio Británica en el Perú, ambos reconocimientos otorgados a finales del año 2019.

Reconocimiento en el programa Creadores de Valor organizado por la Cámara de Comercio Peruano Francesa y la Embajada de Francia en Perú. Fuente: Bio Natural Solutions

Actualmente, BNS cuenta con 1 patente de invención en más de 10 países en el mundo y 2 más en desarrollo para el 2021, el cual se basa en la extracción de residuos de frutas tropicales. Dentro de este proceso intervienen el tratamiento de cáscaras, pepas y hasta hojas.

Este gran trabajo tiene el soporte de distintos de profesionales, que ha permitido a la empresa diferenciarse y posicionarse en un sector que puede llegar a ser muy conservador en el uso de nuevas tecnologías.

Sin duda alguna podemos ver que los aportes desde el campo profesional de la Biología intervienen tanto desde el punto de vista de la fitopatología como en la parte alimentaria para con la microbiología. Asimismo, desde la rama de la agronomía podemos ver el impacto de la aplicación en el campo de la postcosecha. También se encuentran profesionales de industrias alimentarias, principales partícipes del desarrollo industrial y de la calidad dentro del proceso alimentario, quienes aportan en la consolidación de la mejor caracterización de las principales cualidades del producto ya mencionado.

Y sentando las bases de esta empresa tenemos a los fundadores, profesionales de la rama de Ingeniería Industrial, los cuales haciendo honor a lo polifacética de sus carreras, lograron desarrollarse a nivel organizacional. Teniendo siempre presente el principio del “Kaizen” o mejora continua, tanto en las áreas de operaciones y control de calidad para el producto, como en marketing y gestión de proyectos, para la consolidación administrativa de su empresa.

La empresa cuenta con el propósito de generar tanto un impacto positivo en la sociedad como en el ambiente a través de la reducción de desperdicios de alimentos, a partir de la concientización del aprovechamiento de residuos orgánicos. Fuente: bionatsolutions.com

Los nuevos retos

A lo largo del 2020, ciertos sectores económicos se han visto mermados, y otros han sabido potenciarse, de acuerdo con las nuevos reglajes y estándares de trabajo, no solo nacional sino internacional. En el caso del sector agro, la exportación de ciertos productos, como la de los cítricos, se vio incrementada encontrándose además con mercados mucho más exigentes a los que se tenían antes de la pandemia por COVID-19.

Es ahí donde esta empresa, ve la oportunidad de incentivar su tecnología, dado que, dentro de las exigencias de los mercados importadores, el uso de pesticidas postcosecha no está permitido, sin mencionar que son mercados que en los últimos años incrementaron el consumo por comestibles ecoamigables. Todo esto, aunado que es el principal beneficio de este producto, “Life Cover”, que es evitar pérdidas en materia de inversión y producción, preservando la calidad del producto comestible en su destino final, manteniendo así una imagen positiva del producto tanto para los proveedores del comestible como para el país de procedencia.

Año tras año se incrementan los usuarios de Life Cover, llamados por la empresa “Semillas”. Estas “semillas” o usuarios de la tecnología de barrera ecológica para productos hortofrutícolas, se ven incentivados en el uso de este tipo de tecnología.

Pero este proceso no solo consta de mostrar el producto y los beneficios que conlleva su uso, sino también en concientizar y educar en temas como la eliminación del uso de fungicidas en postcosecha y de tecnologías sostenibles con el medio ambiente. Tarea ardua en un sector que puede ser muy tradicionalista con sus procesos de producción. Pero es justamente la posibilidad y oportunidad de tomar acción por la conservación de las frutas, lo que, llevado de la mano con expertos que son capaces de adoptar el uso de esta tecnología, han permitido que se incremente la cantidad de “semillas” en distintos campos productivos de aplicación, tales como: la palta, mandarina, limón, mango, jengibre y naranja.

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *