CASO FUKUSHIMA: VERTIMIENTO DE AGUAS RESIDUALES AL OCÉANO

Por: Valeri Nicole Vasquez Charqui
Mayo 31, 2021

CONTEXTO DE LA SITUACIÓN

El 11 de marzo del 2011, en la región de Tohoku se dio lugar un terremoto de magnitud 9,1 MW (escala sismológica de magnitud de momento), que creó olas de maremoto de hasta 40,5 metros.

Fue en ese entonces donde las centrales nucleares de Fukushima Daiichi sufrieron total descontrol de las reacciones nucleares que se produjeron, siendo así un gran peligro debido al material radiactivo liberado después del accidente 1, el cual ha causado contaminación por radionúclidos a gran escala en la atmósfera, la hidrosfera, la biosfera y la pedosfera tanto alrededor de la planta nuclear como todo el hemisferio norte. Este accidente nuclear de Fukushima fue la peor emergencia en una planta de energía nuclear desde el desastre de Chernobyl en 1986.

Después de 10 años del accidente, en la planta de energía nuclear de Fukushima Daiichi en Japón, el gobierno japonés aprobó un plan el 13 de abril de 2021, el cual consiste en liberar más de un millón de toneladas de agua contaminada de la destruida planta nuclear en el Océano Pacifico a lo largo de 30 años.

Aunque el gobierno japonés abordó que el agua será tratada y diluida para que los niveles de radiación estén por debajo de los estándares establecidos para el agua potable, esto ha despertado gran oposición y preocupación a nivel internacional debido a las características ecotoxicológicas nocivas de los materiales radiactivos [2].

Fuente: BBC News

TRATAMIENTO PREVIO DE LAS AGUAS RESIDUALES 

Las aguas residuales contaminadas serán previamente tratadas con un Sistema Avanzado de Procesamiento de Líquidos (ALPS), siendo diluidas con el fin de respetar los estándares máximo permisibles establecidos para los niveles de radiación en el agua potable eliminando la mayoría de las sustancias radiactivas (radionucleidos), excepto el tritio [2,3].

Aunque es un tratamiento común para las plantas de energía nuclear el descargar aguas residuales en el océano, sin embargo, descargar una cantidad tan grande de aguas residuales nucleares producidas por el accidente nuclear de Fukushima no es lo mismo que el funcionamiento normal de las plantas de energía nuclear en general. Las aguas residuales nucleares de la planta nuclear de Fukushima provienen del agua de refrigeración inyectada con núcleos fundidos dañados después del accidente, así como del agua subterránea y de lluvia que se filtra en el reactor.

Esta agua estaba en contacto directo con el núcleo del reactor fundido. Las fugas del sistema de enfriamiento del reactor y el agua subterránea que fluye hacia los sótanos del reactor dañado y el edificio de la turbina han introducido material radiactivo en el Océano Pacífico [2].

Fuente: Greenpeace.org

PRINCIPALES CONSECUENCIAS

El vertimiento de estas aguas contaminadas tiene efecto directo con el medio ambiente y el ser humano; según los informes de seguimiento de las instalaciones de tratamiento de agua de Tokyo Electric Power Company Holdings, Incorporated (TEPCO) y la calidad del agua de mar de la Autoridad Reguladora Nuclear de Japón (NRA). Los materiales radiactivos consisten principalmente en 3H, 14C, 134Cs, 137Cs, 60Co, 125Sb, 90Sr, 129I, 99Tc, 106Ru y 238Pu. Los radionucleidos se han encontrado en la superficie de vegetales, frutas, cultivos y alimentos para animales. Se detectaron 134Cs, 137Cs y 131I en zooplancton y peces mesopelágicos.

Los radionucleidos derivados de Fukushima pueden ser transportados por animales marinos grandes y altamente migratorios, como el atún rojo del Pacífico, desde fuentes puntuales en Japón hasta regiones distantes como el Pacífico Sur y Norte. 

Investigaciones han mostrado que la biota de agua dulce en Fukushima estaba seriamente contaminada, y cuanto mayor era el tamaño de los peces, mayor era el nivel trófico, más grave era la contaminación por radionúclidos. Además, se han encontrado insectos malformados y una alta tasa de aberración cromosómica en las áreas moderadamente y muy contaminadas y también una posible correlación entre los adolescentes que padecen enfermedad de la tiroides y los radionucleidos [2].

Fuente: Greenpeace.org

POSTURA DE LAS ORGANIZACIONES EN OPOSICIÓN

Greenpeace es una de las organizaciones ecologistas que es parte de la oposición, afirmando que el agua contaminada de Fukushima contiene elementos radioactivos como el carbono 14, que podría alterar la cadena alimentaria y dañar el ADN si el vertimiento contaminante se acumula a largo plazo [3,4].

Además, asociaciones de pescadores locales de Fukushima lo han rechazado totalmente debido a que la decisión de desechar las aguas residuales contaminadas en el océano también sería afectar los derechos humanos y los medios de vida de los pescadores, los cuales han invertido enormes esfuerzos para reconstruir su industria después de la planta [3].

Fuente: Made for minds

Bibliografía:

  1. Nagatani K, Kiribayashi S, Okada Y, Otake K, Yoshida K, Tadokoro S, et al. Emergency response to the nuclear accident at the Fukushima Daiichi Nuclear Power Plants using mobile rescue robots: Emergency Response to the Fukushima Nuclear Accident using Rescue Robots. J field robot. 2013;30(1):44–63.
  2. Lu Y, Yuan J, Du D, Sun B, Yi X. Monitoring long-term ecological impacts from release of fukushima radiation water into ocean. Geography and Sustainability [Internet].2021; Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2666683921000183
  3. Germany SBG. The reality of the Fukushima radioactive water crisis [Internet]. Greenpeace.org. [citado el 3 de mayo de 2021]. Disponible en: https://www.greenpeace.org/static/planet4-japan-stateless/2020/10/5e303093-greenpeace_stemmingthetide2020_fukushima_radioactive_water_crisis_en_final.pdf
  4. Greenpeace.org. Fukushima Daiichi 2011-2021. The decontamination myth and a decade of human rights violations [citado el 3 de mayo de 2021]. Disponible en: https://www.greenpeace.org/static/planet4-japan-stateless/2021/03/ff71ab0b-finalfukushima2011-2020_web.pdf


 

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *