¿Cómo se da el acceso a los recursos genéticos en el Perú?: El Protocolo de Nagoya e implicancias para investigadores

Por: Ana Camila Calderón Mayo 

 

Octubre 26, 2020

El Perú se posiciona como uno de los 10 países a nivel mundial con mayor biodiversidad y diversidad genética [1]. Posee una riqueza extraordinaria, en donde se alberga el 10% de todas las especies de flora en el mundo, y se halla en cuarto lugar a nivel mundial en relación con el número de especies de anfibios [2], segundo de aves [3] y quinto si se trata de mamíferos [4]. En ese sentido, deberíamos encabezar la lista de producción científica sobre diversidad biológica, pero ¿cómo se maneja el acceso a recursos genéticos en el Perú? ¿Lo sabemos aprovechar?, ¿Qué implicancias tiene para los investigadores relacionados a temas de diversidad genética? Son preguntas que no solo dependen de acuerdos mundiales, sino que recae en las políticas nacionales de un país.

Del Convenio de Diversidad Biológica al Protocolo de Nagoya

Fig. 1. Vista de la sesión de la COP 10, Protocolo de Nagoya. Japan 2010. “Life in Harmony into the future”.

El Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) es un acuerdo global, con 168 países firmantes que buscan priorizar para los países desarrollados la conservación de la biodiversidad. Mientras que, para países en vías de desarrollo, el CDB busca el progreso integral de la persona, el uso sostenible de la biodiversidad, la transferencia de tecnología, el financiamiento para la conservación y el reparto de beneficios de la utilización de recursos genéticos [5].

Como una forma de fortalecer la implementación del CDB en los países y satisfacer todas las partes, desde el año 2014, surgió el Protocolo de Nagoya, el cual busca disponer el acceso a recursos genéticos y la distribución justa y equitativa de los beneficios derivados de su utilización. Con esta perspectiva Perú debería implementar políticas para cambiar la forma en cómo se da el acceso, como parte del Access and Benefit-Sharing, conocido como “ABS” por sus siglas en inglés.

Perspectivas del ABS en el Perú

El Access and Benefit-Sharing (ABS), tiene dos objetivos principales. Primero, prevenir la pérdida de biodiversidad, incluyendo la genética, a través de la utilización adecuada de los sistemas naturales que nos provee el mismo territorio. Y segundo, busca que las comunidades indígenas, nativas y locales a través de su consentimiento, puedan beneficiarse con la transmisión de su conocimiento sobre la diversidad biológica para el avance de la ciencia que involucra conocimiento e investigación [6]. Hasta este punto, suena perfecto, ¿no? Pero en realidad, es complejo.

En el Perú, la institución encargada de proporcionar información sobre ABS [8] es el Ministerio de Ambiente (MINAM) [7] que opera a través de tres Autoridades Nacionales Competentes:

a) Servicio Nacional Forestal y de Faunas Silvestre (SERFOR), responsable de otorgar acceso a los recursos genéticos relacionados con las especies silvestres continentales;
b) El Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria (INIA), responsable de la autorización de acceso a los recursos genéticos de especies cultivadas o domésticas terrestres;
c) Ministerio de Producción (PRODUCE) a través del Viceministerio de Pesca y Acuicultura, responsable de los recursos hidrobiológicos marinos y de aguas continentales.

Según el último Informe Nacional al Convenio sobre la Diversidad Biológica, el ritmo en que ha avanzado el Perú para la implementación del Protocolo de Nagoya ha sido sólo el de un 30%, considerado insuficiente. Además, especialistas e instituciones gubernamentales señalan que el Perú no está listo para el protocolo, debido a que enfrenta numerosos desafíos y dificultades con el ABS [7].

Implicaciones para los investigadores

Un tema sobre la mesa con respecto al Protocolo de Nagoya ha sido la “Información de secuencia digital” lo cual “para quienes realizan investigación” significaría solicitar permiso para usar la información pública disponible de la secuencia de genes de los seres vivos. Esto ha generado controversia, ya que podría obstaculizar y burocratizar la forma en cómo se investiga, incluso la lucha de enfermedades.

El uso de agentes patógenos como bacterias, hongos y virus, según el protocolo, es dependiente de los requisitos y políticas de cada país. Por otro lado, en los últimos meses se ha escuchado sobre el desarrollo de vacunas, en donde el ABS al ser un proceso desafiante, podría retrasar el proceso de la misma debido a los acuerdos preexistentes entre fabricantes y países proveedores. Incluso la OMS, ha considerado que debería existir un sistema alternativo al ABS ante este tipo de situaciones [9].

Al inicio, estos “procedimientos” habían obstaculizado la investigación sin fines comerciales, al verse los científicos obligados a tramitar ciertos documentos para cumplir los requisitos. Ante esto, se emitieron los Decretos N° 018-2015-MINAGRI (art. 154) y N° 019-2015-MINAGRI (art. 34.5), los cuales pudieron aclarar la información, y las investigaciones básicas que involucran la investigación en taxonómica de flora y fauna silvestre, estudios moleculares con fines taxonómicos, sistemáticos, fitogeográficos, biogeográficos, evolutivos y de genética de la conservación, entre otras investigaciones sin fines comerciales son permitidas [7].

¿Qué esperamos del ABS y del Protocolo de Nagoya para el Perú?

Como hemos podido notar, muchos de los procedimientos del Protocolo de Nagoya tienen algunas implicaciones para los investigadores. En el Perú, no es novedad que la burocracia entorpece muchos de los trámites y genera desafíos, esto se hace notorio en la legislación peruana con respecto al ABS. Si bien, los objetivos del Protocolo de Nagoya, son claros, se teme que no haya un control sobre la legalidad a los recursos genéticos con el conocimiento tradicional en su uso.

Numerosos estudios sobre la implementación del ABS, a nivel mundial como en el contexto nacional, señalan que debería de existir un compromiso en donde haya un “punto de verificación” [7] que garantice el control del uso de recurso y el conocimiento de la comunidad que la transmite. Es de notar que muchos de los países enfrentan una falta de apoyo de las organizaciones debido a que no existe una forma clara de las normas de la propiedad intelectual, accesos a recursos genéticos y conocimientos tradicionales.

En el caso de Perú, se ha implementado el ABS a través de MINAM, en donde a pesar de tener un régimen establecido, se ha evidenciado dificultades por la marcada burocracia que existe. Por ejemplo, el permiso para los recursos genéticos útiles de la alimentación y la agricultura no comprendidos en el Tratado Internacional sobre Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura.

Debido a ello, Perú necesita mejorar el proyecto de implementación de acceso a recursos genéticos, no solo tomando en cuenta la reglamentación, sino también la accesibilidad para el investigador y la realidad nacional, política y económica. De esa forma se podría tener un protocolo acorde con las necesidades como nación que serán controladas por organizaciones suscritas. Ante los últimos acontecimientos relacionados al COVID-19, Perú necesita facilitar el acceso a estos recursos genéticos con el fin de visibilizar las investigaciones y avances como los kits de diagnósticos, vacunas u otras [7]. Sin embargo, al ser Perú un país que provee los recursos genéticos, debido a que no posee un sector biotecnológico desarrollado, se pone en riesgo de sólo ser un cliente más de sus mismos recursos genéticos.

Ante ello, es necesario que se pueda negociar, desarrollar y establecer mecanismos para una correcta implementación del ABS en el Perú. Quizás en un futuro no muy lejano, nuestro país será capaz de desarrollar y fortalecer los recursos nativos, regionales y nacionales, y pueda fabricar sus propias medicinas, vacunas y dejar de ser solo el que provee los recursos.

Bibliografía

  1. MINAM. El Perú y el Cambio Climático. Segunda Comunicación Nacional del Perú a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. [Internet] 2010. [citado el 18 de octubre del 2020]. Disponible en: http://unfccc.int/resource/docs/natc/pernc2s.pdf 
  2. Aguilar, G. Access to genetic resources and protection of traditional knowledge in the territories of indigenous peoples. Environ Sci Pol. [Internet] 2001; 4(4–5):241–256. Disponible en: https://doi.org/10.1016/S1462-9011(01)00028-4

  3. Convenio sobre la Diversidad Biológica. Protocolo de Nagoya sobre acceso a los recursos genéticos y participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de su utilización. [Internet] 2010. [citado el 18 de octubre del 2020] Disponible en: https://www.cbd.int/abs/text/default.shtml

  4. Pacheco V, Cadenillas R, Salas E, Tello C, Zeballos H. Diversidad y endemismo de los mamíferos del Perú. Revista Peruana de Biología. 2010; 16(1):5-32. Disponible en: http://dx.doi.org/10.15381/rpb.v16i1.111

  5. Cabrera Medaglia JA. Algunas Consideraciones sobre el Convenio de Diversidad Biológica. En: Biodiversidad, Políticas y Legislación a la Luz del Desarrollo Sostenible. Fundación AMBIO. 1994.

  6. CBD. Text of the convention on biological diversity, Secretariat of the Convention on Biological Diversity, Montreal. [Internet] 1992. [citado el 22 de octubre del 2020]. Disponible en: http://www.cbd.int/convention/text/default.shtml

  7. MINAM. Informe Nacional Provisional sobre la Implementación del Protocolo de Nagoya (octubre 2014 – septiembre 2017). [Internet] 2018. [citado el 20 de octubre del 2020]. Disponible en: https://absch.cbd.int/pdf/documents/absNationalReport/ABSCH-NR-PE-238684/2

  8. CBD. Text of the Nagoya protocol, Secretariat of the Convention on Biological Diversity, Montreal. [Internet] 2010. [citado el 23 de octubre del 2020]. Disponible en: http://www.cbd.int/abs/text/default.shtml

  9. US State Department. Notice and request for comments on the implications of access and benefit-sharing (ABS) regimes on global health and biomedical research. [Internet] 2019. [citado el 23 de octubre del 2020]. Disponible en: https://www.federalregister.gov/documents/2019/06/10/2019-12150/notice-and-request-for-comments-on-the-implications-of-access-and-benefit-sharing-abs-regimes-on

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *