DESECHOS CONTAMINANTES PROVOCADOS POR LA PANDEMIA

Por: Valeri Nicole Vasquez Charqui
Abril 1, 2021

Contexto de los principales desechos

La crisis por el COVID-19 además de afectar gravemente el sistema de salud en el mundo, también ha provocado aumento de la cantidad de desechos sólidos, este aumento es debido en su mayoría a los equipos de protección personal para evitar contagios como: mascarillas, guantes, etc.; además de los envases plásticos contenedores de productos de limpieza, este aumento y la mala gestión de desechos provocarán problemas ambientales graves.

Fuente: Euronews

Una mala gestión de los residuos emite contaminantes nocivos y perjudiciales para la sociedad. Sin embargo, la contaminación de agentes altamente contagiosos como el virus COVID-19 ha creado una enorme inestabilidad en los desechos sanitarios, manipulación y posterior reciclaje por el volumen de los residuos generados y su carácter contagioso. Varios países han adoptado medidas de seguridad para combatir esta contaminación y gestionar los residuos sanitarios; sin embargo, estas medidas son insuficientes y varían según el contexto del país [1].

Desechos plásticos de la pandemia covid-19

Los residuos sanitarios comprenden los residuos generados por las instalaciones sanitarias, los laboratorios médicos y las instalaciones de investigación biomédica [1].

Los desechos plásticos durante la pandemia han representado gran parte de ellos, por ejemplo, en los últimos datos sobre residuos sólidos en Brasil han revelado que más del 35% de los desechos médicos no han sido tratados adecuadamente. Además, se ha informado que la eliminación inadecuada de las mascarillas en varias ciudades puede aumentar el riesgo de propagación del COVID-19 [2]. Por lo que, un país en desarrollo como India que ocupa el segundo lugar entre los casos positivos de COVID en todo el mundo, existe un enorme aumento en la generación de residuos biomédicos [3].

Recientemente, algunos estudios han descrito la eliminación inadecuada de mascarillas en distintas partes del mundo, como las islas Soko, Nigeria, Portugal y Canadá [2].

Efecto en el medio ambiente general

El efecto generado por los desechos plásticos es altamente nocivo tanto para el medio ambiente como para la salud de la vida humana y animal. El plástico en el medio ambiente se va fragmentando en trozos cada vez más diminutos llamados microplásticos, que atraen y acumulan sustancias tóxicas. Los fragmentos de plástico son ingeridos por animales, incluso por seres microscópicos como el plancton, contaminando la cadena alimentaria de la que dependemos [4].

Fuente: Shutterstock

Estrategias de gestión de estos desechos

La estrategia de gestión de residuos sanitarios se refiere al programa de una instalación para gestionar los residuos generados para su eliminación. Suele abordar:

  1. Cumplimiento de las regulaciones
  2. Responsabilidades de los miembros del personal
  3. Definiciones / clasificación de residuos sanitarios
  4. Procedimientos específicos para el manejo de residuos sanitarios
  5. Capacitación de trabajadores relacionados

En respuesta a la pandemia, las estrategias de gestión de residuos sanitarios deberían incluir varias medidas adicionales para garantizar una contención adecuada para evitar infecciones. Diferentes países han adoptado los mejores enfoques de gestión posibles en función de su capacidad, recursos y compromiso.

De acuerdo con las pautas proporcionadas por varios estados miembros de la Unión Europea, los residuos sólidos sanitarios generados durante la pandemia COVID-19 se consideran residuos infecciosos y se debe aumentar la capacidad para gestionar estos residuos.

 Debe haber instalaciones adecuadas para el almacenamiento temporal de los desechos si hay problemas relacionados con la capacidad de incineración o eliminación. Los desechos deben almacenarse en contenedores sellados ubicados en áreas protegidas a las que solo se permite el ingreso del personal autorizado. Se debe usar desinfectante en las superficies externas e internas para evitar una posible transmisión del virus. Todos los trabajadores que trabajan en el área deben seguir las medidas de seguridad adecuadas.

La gestión eficaz de los residuos depende únicamente de una buena organización y estrategias de gestión de los residuos sanitarios. Se debe formar un equipo o comité de gestión de residuos para desarrollar e implementar un plan de gestión de residuos. En las zonas de bajos ingresos, debería existir un comité de control de infecciones, con una persona responsable de la gestión de los residuos sanitarios en las instalaciones sanitarias. Es importante revisar la estrategia periódicamente, y todos los miembros del personal involucrados en el desperdicio de la atención médica deben estar al tanto de los procesos y los cambios periódicos. 

Los recursos sanitarios pueden reducir la generación de residuos. En la siguiente figura se propone una estrategia de gestión eficaz de los residuos sólidos sanitarios durante la pandemia de COVID-19.

Fuente: Science of the Total Environment

Por otro lado, manejar el creciente volumen de atención médica, los residuos sólidos y el aumento de la propagación de la infección es el mayor problema. 

Los centros de tratamiento de residuos y las instalaciones de transporte temporal pueden ayudar a gestionar los residuos de forma eficaz y evitar la transmisión durante la pandemia de COVID-19 [1].

Bibliografía:

  1. Das AK, Islam MN, Billah MM, Sarker A. COVID-19 pandemic and healthcare solid waste management strategy – A mini-review. Sci Total Environ. 2021;778(146220):146220.
  2. Urban RC, Nakada LYK. COVID-19 pandemic: Solid waste and environmental impacts in Brazil. Sci Total Environ. 2021;755(Pt 1):142471.
  3. Ganguly RK, Chakraborty SK. Integrated approach in municipal solid waste management in COVID-19 pandemic: Perspectives of a developing country like India in a global scenario. Case Studies in Chemical and Environmental Engineering. 2021;3(100087):100087.
  4. La gran problemática ambiental de los residuos plásticos: Microplásticos. Journal de Ciencia e Ingeniería, Vol. 8, No. 1, pp. 21-27.

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *