El autoaprendizaje en tiempos de pandemia

Por: José Alberto Cipra Rodriguez

Abril 18, 2021
Fuente: Wright, 2020.

Llegar al aula y ser parte de una clase presencial era la típica rutina que cada uno de nosotros realizábamos como estudiantes. Sin embargo, la actual pandemia, por SARS-CoV-2, ha replanteado el sistema educativo en todo el mundo [1]. En Perú, las cuarentenas prolongadas y la oferta laboral en un mercado competitivo han condicionado a los estudiantes y profesionales a una formación autodidacta, pero ¿todos podemos auto educarnos?

¿Qué es el autoaprendizaje?

Grandes personajes como Sócrates, Platón, Aristóteles, Alejandro Magno, Julio César, entre otros, basaron su formación en el autoaprendizaje [2]. El ser humano no inicia su vida como autodidacta, empieza su formación mediante la heteroeducación, influenciado principalmente por su entorno para luego ingresar progresivamente al autoaprendizaje [3].

El autoaprendizaje es también conocido como autodidactismo, aprendizaje autodirigido, self-directed learning, o self-teaching y se define como la capacidad de una persona para orientar su propia educación [3]. Estas personas se caracterizan por presentar dos conjuntos de atributos psicológicos. El primero está relacionado con la personalidad, resaltando cualidades como la confianza en uno mismo, la autodirección y la motivación. El segundo conjunto de atributos se relaciona con lo cognitivo, entre ellos destacan el enfoque, la toma de decisiones, el autoconocimiento y las aptitudes o competencias previas sobre el tema [4].

Una persona es considerada autodidacta cuando se apropia del conocimiento a través de la práctica y la experiencia en situaciones reales [5].

Autodidactismo vs Aprendizaje tradicional

El aprendizaje tradicional, en Perú, sienta sus bases en los docentes como dueños absolutos del conocimiento. En este sistema se prioriza el desarrollo de la memoria a corto y mediano plazo (retención de información) en lugar del fortalecimiento de habilidades creativas [3].

Por otra parte, el autoaprendizaje considera que los estudiantes deben asumir la responsabilidad de su aprendizaje, planteando sus objetivos académicos e implementando sus actividades de estudio [6].
Las tecnologías de la información y el conocimiento (TIC) son un aliado importante ante el confinamiento y la virtualización de la educación. Las TIC ponen a disposición una amplia lista de recursos académicos (como los e-books y videotutoriales) que el aprendizaje tradicional limita [5].

Esta diversidad de recursos complementa el aprendizaje visual y auditivo a través una interfaz gráfica de usuario que facilita la asimilación de la información y su retención a largo plazo [5].

Ventajas

El autodidactismo se considera como un camino para la educación integral y presenta ventajas que se resumen en la actualización permanente de los conocimientos para adaptarse a los cambios [3].

En el contexto de las TIC, el autodidacta tiene la ventaja de estudiar de manera asincrónica, es decir, puede ajustar las clases a su horario aún cuando sucedan cambios imprevistos. Otras de las bondades son la autonomía, pues el estudiante tiene la potestad de elegir los temas que desea aprender; los recursos son variados, desde videos y podcasts hasta libros y artículos científicos; el bajo costo, sustancialmente más económico que estudiar de forma presencial; la amplia cobertura, relacionada a la accesibilidad desde diferentes niveles socio-económicos; la adaptabilidad con el trabajo, por los horarios flexibles [7].

Desventajas

El autoaprendizaje también presenta desventajas, la más recurrente es la dificultad de los estudiantes a adaptarse cuando carece de disciplina. La desconfianza e inseguridad de lo autoaprendido es otro inconveniente debido a la ausencia de la retroalimentación profesor-estudiante. Otro aspecto es la subestimación del conocimiento autoaprendido, asumiéndolo como un aprendizaje informal, no reconocido en la comunidad [7]. Por último, la imposibilidad de realizar prácticas y experimentos en los laboratorios o en el campo.

Tú puedes ser un autodidacta

Los autodidactas se caracterizan por tener motivación, compromiso, responsabilidad, dedicación y disciplina. Probablemente lo etiquetemos como una actividad compleja y destinada a unos pocos, sin embargo, cualquier persona puede ser autodidacta, más aún cuando la cuarentena, a causa de la pandemia, nos ha llevado a ello. No es sencillo auto educarse correctamente, requiere de un proceso de adaptación.
¿Cómo podemos empezar a ser autodidactas? Si has llegado hasta aquí, permíteme decirte que ya has dado un importante paso. Leer por propia voluntad un tema de interés puede abrir la puerta a mayor información (artículos, páginas web, documentales, tutoriales, etc.) presente en la internet. Sólo leer, ver o escuchar no completa el círculo del autodidactismo ya que se debe tomar acción, por ejemplo, sólo leer este artículo está muy bien, pero leerlo, comentarlo y compartirlo sería excelente pues garantizamos que este conocimiento lo has hecho parte de ti.

Bibliografía

  1. Pelikan ER, Lüftenegger M, Holzer J, Korlat S, Spiel C, Schober B. Learning during COVID-19: the role of self-regulated learning, motivation, and procrastination for perceived competence. Z Erziehungswiss. 2021.

  2. Hiemstra R. Self-directed learning. En Husen T, Postlethwaite TN, editores. The international encyclopedia of education. Segunda edición. Oxford: Pergamon Press; 1994. 

  3. Barron López JV, Flores García S, Ruiz Chávez O, Terrazas Porras S M. Autodidactismo: ¿Una alternativa para una educación de calidad?. CULCyT. 2010; 7(40-41): 14-22

  4. Long HB. Philosophical, psychological and practical justifications for studying self-direction in learning. En: Long HB. Selfdirected learning: application and research. Norman, Oklahoma: Oklahoma Research Center for Continuing Professional and Higher Education, University of Oklahoma; 1992. p. 9-24.

  5. Fernández Aedo RR, Carballos Ramos E, Delavant Romero ME Un modelo de autoaprendizaje con integración de las TIC y los métodos de gestión del conocimiento. RIED. 2008; 11(2): 137-149.

  6. Sagitova R. Students’ self-education: learning to learn across the lifespan. Procedia. 2014; 152: 272-277

  7. Chaves Torres A. La educación a distancia como respuesta a las necesidades educativas del siglo XXI. Revista Académica & Virtualidad. 2017; 10(1): 23-41.

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Excelente artículo. Desde hace mucho intento cultivar el autoaprendisaje, comenzé con curiosidades (en artículos de Internet, como este) que me llamaron la atención, luego varíe con aprender cosas de las más diversas, cultura musical, herramientas, y también los videos tutoriales son forma de autocultivo.