El camino de la madera: de la selva a Lima

Por: José Cipra Rodriguez

Junio 4, 2021

Transporte de trozas de madera
Fuente: Nelly Amancio (1)

Si observamos a nuestro alrededor ahora mismo, seguramente encontraremos algún objeto hecho de madera, desde algo pequeño como un lápiz hasta uno grande como un ropero. En la comunidad forestal existe una frase que evoca la importancia de la madera en la vida de las personas: “Cuando nacemos nos colocan en una cuna de madera y cuando morimos nos terminamos en una caja de madera”. Por la vastedad de sus bosques, Perú se considera un país forestal, y Lima como la capital peruana en donde se asienta la mayor parte de la industria de la madera, aunque esta región no posee bosques. Entonces ¿de dónde sale la madera del Perú?
.

¿Qué es la madera?

La madera se define como la parte sólida de los árboles cubierta por la corteza (2), y se obtiene del aprovechamiento del tronco del árbol. Este material, en el caso peruano, puede provenir de dos fuentes (3). La primera son los árboles del bosque natural que son aquellos que han crecido sin intervención humana, mientras que la segunda son los árboles de plantaciones forestales, desarrollados mediante asistencia técnica desde semilla hasta adulto. Ambos casos, al contrario de equivocadas creencias, respetan el concepto de sostenibilidad cuando se realizan bajo los criterios del manejo forestal.
El consumo de este material vegetal, a diferencia de otros materiales como el plástico, genera bajas emisiones de dióxido de carbono porque la madera mantiene capturado el carbono hasta su deterioro o quema donde se libera. Si se mantuviese un árbol en el bosque y pereciera naturalmente, se liberará una porción de su carbono a la atmósfera como los objetos de madera que se descomponen. Asimismo, la madera tiene uno de los mejores atributos para el contexto ecológico actual que es ser un recurso renovable, ya que puede estar disponible permanentemente si se realiza un manejo y aprovechamiento forestal adecuado (4). Es por ello que incursionar en la industria de la madera constituye un negocio lucrativo ante la creciente demanda interna y externa (5).

 

De árbol a tabla.

La industria de la madera inicia en la selva peruana, donde se transforma al árbol en troza (madera rolliza) para luego ser llevada a un aserradero y producir tablas de grandes dimensiones. En esta etapa de la producción son tres regiones de la Amazonía peruana las que concentran el 97 % de la producción de madera rolliza. Estas son Loreto con 39 %, Ucayali con 33 % y Madre de Dios con 25 % para el año 2017 (6). De estas tres Ucayali es el mayor centro maderero de la Amazonía peruana debido a su estratégica localización geográfica en el centro de la selva peruana, además por contar con el principal eje de vinculación con la ciudad de Lima, la carretera Federico Basadre (5).

Obtención de trozas de madera
Fuente: Elaboración propia

Lima no solamente es el principal destino de Ucayali, sino también de Madre de Dios. Es así que Lima concentra las zonas industriales más grandes de procesamiento de madera como Villa María, Villa Salvador y otros en Lurín (5, 6). La capital principalmente recibe las tablas traídas por los tráileres provenientes de la selva para continuar con el proceso.

De tabla a mueble.

La siguiente etapa de la transformación de la madera, se desarrolla en Lima donde se recibe las grandes tablas de madera y se llevan a reaserraderos (plantas de aserrío más pequeñas que las de la selva) donde se cortan a dimensiones menores para la fabricación de productos con mayor valor agregado como son los muebles. Es por ello que Lima es la región donde se registran la mayor cantidad de empresas dedicadas al reaserrío (3).

Mueble de madera en CITE Madera – Lima

Fuente: CITEMADERA (7)

La convergencia de la madera en la ciudad de Lima se puede explicar por la alta demanda actual y potencial de madera por parte del sector construcción e inmobiliario (3). Por otra parte, la demanda externa es otro factor a considerar puesto que las empresas limeñas dedicadas a la exportación de madera venden a los países como China, Estados Unidos y de la Unión Europea (4). En proporción, de la producción total nacional de madera el 15 % tiene como destino el mercado externo, mientras que el 85 % restante tienen destino nacional, resaltando la industria del mueble y el sector de la construcción (8, 9, 10).
Resumiendo, la selva produce la madera, se corta en tablas y se transportan a Lima para su transformación a mueble u otro producto de alto valor agregado.


La selva, Lima y el mundo verde.

Lima es clave para el desarrollo de la industria de la madera y permite a las regiones de la selva realizar una actividad sostenible. Incentivar el consumo de madera no genera deforestación, sino todo lo contrario, promueve la conservación de bosques, genera empleo, atrae inversionista hacia los negocios sostenibles, y revaloriza nuestro recurso forestal. Mirar tu lápiz de ahora en más no debe significar la destrucción de ecosistemas, sino una oportunidad de tener un mundo más verde.

Referencias Bibliográficas:

  1. Amancio NL [Internet]. Los últimos árboles de la Amazonía; 2018 [citado 29 abr 2021]. Disponible en: https://ojo-publico.com/especiales/madera-sucia/
  2. Rae.es [Internet]. Madrid: Real Academia Española; 2001 [citado 23 abr 2021]. Disponible en: https://www.rae.es/drae2001/madera
  3. FAO. La industria de la madera en Perú. Lima: FAO; 2018. 
  4. Falk B. Wood as a sustainable building material. For Prod J. 2009; 59(9):6-12.
  5. FAO. Evaluación de los Recursos Forestales Mundiales 2015. Roma: FAO; 2015.
  6. USAID Peru. USAID/Peru Pro-Bosques Línea de Base de Suministro de Madera en el Perú. Lima: USAID; 2019. 
  7. CITEMADERA [Internet]. Centro de Innovación Productiva y Transferencia Tecnológica de la Madera; 2021 [citado 29 abr 2021]. Disponible en: https://www.gob.pe/citemadera
  8. ITTO. Report from Peru. Tropical Timber Market Report. 2013; 17(16): 10-12.
  9. AIDER. Utilización Industrial y Mercado de Diez Especies Maderables. Lima: ITTO; 2012
  10. Torres MR. Guía para el inversionista interesado en el sector forestal peruano. Lima: The Amazon Alternative; 2012.

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *