El rol de la divulgación científica frente a la desinformación

Por: Fabrizio Marcelo Vasquez Cruzado 

Abril 18, 2021
Fuente: Wright, 2020.

La ola de desinformación y “fake news”en la pandemia

Una de las consecuencias de la pandemia, y que muchos nos habremos topado con ello, es el exagerado tráfico de información falsa o “fake news”. Esta clase de información, presentándose como videos de youtube o columnas en páginas web de dudosas fuentes, se viene compartiendo por redes sociales, tales como Facebook o Whatsapp, siendo favorecido por el contexto tecnológico, como el aumento del número de personas con disponibilidad de conexión a internet y el acceso a teléfonos celulares o a aplicaciones para la edición y publicación de imágenes, textos y audios, convirtiéndolo en un grave problema de índole sanitaria y social [1]. Asuntos como el rechazo a las vacunas, tratamientos alternativos o teorías conspirativas han sido temas de campañas de desinformación en las redes sociales, agravándose por los sesgos de comunicación en donde los lectores creen solo en la información que confirma sus prejuicios, pasando por alto los argumentos y evidencias que contradicen sus ideas [2]. Las consecuencias del tráfico de noticias falsas, más un entorno de descontrol e inseguridad, van desde la simple desinformación hasta la desconfianza pública en las organizaciones, xenofobia, racismo o pánico ciudadano [3]. Un claro ejemplo de estas consecuencias es la divulgación de la creencia de que la tecnología de celulares 5G genera la diseminación de la infección por SARS-CoV-2, lo cual ha llevado a grupos de fanáticos a destruir antenas de telecomunicaciones o a atacar a sus trabajadores en varios países, como lo que ocurrió en Huancavelica, una región del Perú, en donde se ha llegado hasta a secuestrar a técnicos que estaban realizando mantenimientos a las antenas de telefonía móvil [4].

Enfrentándose al problema

Ante este gran problema que se acrecienta cada día mas, queda la interrogante: ¿Qué podemos hacer como científicos o divulgadores de información?. Se es necesario combatir a la pseudociencia con fuerza; realizar más investigaciones sobre cómo divulgar ciencia de manera que llegue a la población de una manera más sencilla, clara y atractiva; y se requiere de la presencia de más investigadores en las redes sociales, que divulguen la ciencia en los mismos “campos de batalla” en los que la desinformación está ganando. De igual forma, las revistas científicas tiene un papel muy importante en el cumplimiento de su misión de cuidar la calidad de la investigación científica, dando espacios y visibilidad a discusiones de temas como la pseudociencia, los fraudes de publicaciones, la falta de rigor científico, la calidad de la información y la desinformación [1]. Urge impulsar la investigación sobre la desinformación en la salud, centrándose en evaluar el alcance de las “fake news” y sus consecuencias negativas mediante la minería de datos y análisis de redes sociales, comprender el contexto en que se comparte la desinformación junto con la dinámica intra e interpersonal involucrada en el procesamiento del mensaje para poder determinar el alcance del problema, y determinar un umbral en el que se necesite una intervención para disminuir las consecuencias negativas de la desinformación en la salud [2]. Los profesionales de salud pública, científicos, universidades, analistas de datos, comunicadores, divulgadores, entre otros profesionales deben potenciar el trabajo conjunto y la investigación interdisciplinaria para abordar la información errónea que se genera en las redes sociales. En varios países existen iniciativas enfocadas a combatir la desinformación en la salud, como por ejemplo en EE.UU diversos investigadores y profesionales se reunieron para considerar la desinformación relacionada con el cáncer en redes sociales, como parte de un taller organizado por el Instituto Nacional del Cáncer, centrándose la discusión en las condiciones bajo las cuales la desinformación plantea preocupaciones, resolviendo un conjunto de observaciones sobre cómo entender la desinformación como un fenómeno relevante para la salud pública [5]. Otro ejemplo de estas iniciativas es la denominada “Salud con Lupa”, página web promovido por periodistas en colaboración con colegios profesionales el cual busca combatir la campaña de desinformación mediante la comprobación de hechos o verificación de datos (fact-checking) mediante la contrastación de datos y divulgación de información confiable sobre la salud en internet [6]. En el Perú, hacen falta que instituciones como el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (CONCYTEC), Innovate Perú o universidades implementen proyectos similares a los antes mencionados, dirigidos a luchar contra la desinformación, que permitan responder adecuadamente a las falsas creencias o percepciones erróneas que se generen los usuarios en redes sociales [2]. Sin embargo, a pesar de que algunos organismos gubernamentales no sean partícipes de la solución de este problema o no estén tan involucrados en ello, existen grupos los cuales difunden información de manera segura y veraz, abierto a la discusión pública, mediante páginas web o de Facebook tales como:

  • Instituto de Biotecnología (https://www.facebook.com/biotecnologiaFCB/)
  • Grupo de Investigación BA&A (https://www.facebook.com/baa.udea/)
  • RANA (https://www.facebook.com/gruporana/)
  • Circulo de investigación de bioingeniería y biomedicina aplicada (https://www.facebook.com/Biomed.UNALM/)
  • Sección Estudiantil de Divulgación de Inmunología – Facultad de Ciencias (https://www.facebook.com/SEDIFC/)
  • Profesionales del Laboratorio Clínico (https://www.facebook.com/profesionalesLaboratorioClinico/)
  • Comunidad Biológica (https://www.facebook.com/Comunidad.Biologica/)
  • Serendipity: Mentorship in Science (https://www.facebook.com/serendipityprogram/)
  • Umbrella Genomics (https://www.facebook.com/ugenomics/)
  • Antibuddies Podcast (https://www.facebook.com/antibuddies/)
  • Biotecnolocos (https://www.facebook.com/Biotecnolocos-156406024981938/)
  • MYPs – Microbios y Parásitos (https://www.facebook.com/MYPS.PERU),

Estas paginas, junto a la de Scientia (https://www.facebook.com/Scientiape/) son algunos ejemplos, de los muchos que existen, de grupos de estudiantes o científicos los cuales se dedican a divulgar información, talleres y noticias de manera confiable y segura, de manera accesible y de fácil entendimiento para todas las personas, con la vocación de hacer llegar la ciencia a la sociedad.

Conclusiones

Es importante enfrentar la desinformación dentro del mismo contexto por el cual se difunde, destacando el uso de redes sociales en las cuales se desarrollen tecnologías con las que se detecte y se limite su divulgación. Es nuestro deber como científicos y divulgadores enfrentarse ante este problema, no solo creando páginas o grupos de divulgación científica, sino compartiendo las mismas noticias e información por nuestras redes sociales, fomentando su lectura, su discusión y aumentando el alcance de la ciencia. De esta manera, se podrá limitar la difusión de teorías conspirativas o de movimientos, como los anti mascarillas o antivacunas, que representan un peligro para todos. Esperemos de esa manera erradicar este problema, paso a paso, pudiendo empezar por evitar que algún miembro de nuestra familia comparta esa cadena de mensajes “alarmistas” de Whatsapp.

Bibliografía

  1. Tarragó, N. S. Desinformación en tiempos de COVID-19: ¿Qué podemos hacer para enfrentarla?. Revista Cubana de Información en Ciencias de la Salud, 2020. 31(2), 1.
  2. Salaverría, R., Buslón, N., López-Pan, F., León, B., López-Goñi, I., & Erviti, M. C. Desinformación en tiempos de pandemia: tipología de los bulos sobre la Covid-19. El profesional de la información (EPI), 2020. 29(3).
  3. Salgado, J. T. El montaje en ciencias y las fake news: las dos caras de la desinformación en democracia. Revista Iberoamericana de Ciencia, Tecnología y Sociedad-CTS, 2021. 16.
  4. De La Quintana J. Liberan en Perú a trabajadores secuestrados por hacer mantenimiento a antenas que, según la población, propagan el covid-19; Atlanta: CNN; 16 Jun 2020. Disponible en: https://cnnespanol.cnn.com/2020/06/16/alerta-peru-liberan-a-trabajadoressecuestrados-por-hacer-mantenimiento-a-antenasque-segun-la-poblacion-propagan-el-covid-19/
  5. Pujalte, C. L., & Moral, M. V. N. La “infodemia” en la crisis del coronavirus: Análisis de desinformaciones en España y Latinoamérica. Revista española de documentación científica, 2020. 43(3), 8.
  6. National Cancer Institute. HCIRB research priority: misinformation in the age of social media. Rockville: National Cancer Institute; 2018. Disponible en: https://cancercontrol.cancer.gov/brp/hcirb/misinformation.html
  7. Salud con Lupa. Tu dosis de periodismo con calidad. Salud con Lupa; 2020. Disponible en: https://saludconlupa.com/

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *