El ABC de la FICONOMIA ¿Es sostenible desarrollar cultivo de macroalgas en Perú?

Por: Hilary Karina Vega Carty
Julio 15, 2020

José Ávila Peltroche

Reconocido biólogo y autor en conjunto del artículo “The seaweed resources of Perú”, con la finalidad de informar, concientizar y sensibilizar a la población sobre la importancia, uso, cultivo y recolección de este gran recurso en nuestro país, entablo conversación con la REVISTA SCIENTIA en busca de un llamado a la comunidad científica y no científica a inmiscuirse un poco más en el maravilloso mundo de las MACROALGAS MARINAS”.

Las macroalgas constituyen un recurso de gran valor en nuestro país no solo por su alta demanda en el mercado comercial, sino por el papel que cumplen como nicho ecológico al albergar estadios iniciales y adultos de diversas especies de invertebrados y peces, por lo cual, la REVISTA SCIENTIA con la finalidad de impulsar y desarrollar distintos conocimientos en nuestros lectores, entabló conversación con José Ávila Peltroche, licenciado en biología por la Universidad Ricardo Palma, Lima – Perú. Cofundador del proyecto de difusión "Macroalgas marinas del Perú" y estudiante de último año para la obtención del grado de doctorado en el Plant Phylogeny Lab, en la Universidad de Chosun, Gwangju, Corea del Sur. En la cual desarrolla su investigación centrada en protoplastos de algas pardas. El, incentivado por su espíritu investigador y sumamente preocupado por la falta de interés en un recurso tan valioso para nuestra sociedad, aceptó concedernos un periodo breve de su tiempo y proporcionar sus conocimientos y capacidades profesionales para incentivar, promover y demostrar que el cultivo de macroalgas puede crecer sosteniblemente en nuestro país.

Foto: José Ávila Peltroche. Fuente: Archivo personal

Buenas noches Lic. Ávila es un placer contar con usted el día de hoy. Para iniciar con este evento debo comentarle que no todos estamos acostumbrados a la terminología aquí empleada, nos podría explicar en breves palabras a que alude el término “MACROALGA” y cuál es su importancia en la actualidad.

Hilary, un gusto. Para empezar a definir el término “MACROALGA” primero definamos el término “ALGA”. Este término alude a organismos fotosintéticos de estructura simple. Estos, en comparación a las plantas, en las que usualmente uno puede identificar raíces, tallos, hojas o flores, tienen formas por lo general más simples, por ejemplo, pueden ser unicelulares, o si son pluricelulares se presentan en filamentos o láminas. Por su parte macroalga, es el nombre con el que se conoce a las algas macroscópicas, es decir, aquellas que se ven a simple vista. La importancia de las macroalgas en la actualidad reside en los usos industriales que se le otorga, por ejemplo, en la producción de carragenanos a partir de algas rojas, estos son polisacáridos usados en diversas industrias y por lo cual genera una gran demanda y ganancia económica. Pero no es el único uso de las macroalgas marinas, estas también son importantes en el consumo ya sea animal o humano y por los diversos atributos biológicos que estas poseen, particularmente sus propiedades antivirales, anticancerígenas y antioxidantes.

¿Existe gran diversidad de macroalgas en nuestro país? ¿Cuál es la distribución geográfica de estas comunidades?

En mi último trabajo publicado en conjunto con un colega experto en la materia, se registraron alrededor de 260 especies de macroalgas a nivel del litoral peruano. A simple vista puede parecer un número bastante significativo, sin embargo, este es mucho más bajo que el alcanzado en Chile, que reporta alrededor de 600 especies. Ahora bien, atribuimos estas diferencias a posibles discrepancias en los estudios taxonómicos y de diversidad realizados en nuestro país, en donde queda claro que en el Perú existen aún muchas macroalgas por descubrir.

Las macroalgas se encuentran en toda la costa del Perú, especialmente en ambientes rocosos. La costa centro y sur está caracterizada por la presencia de bosques de macroalgas pardas, mientras que la costa norte, con aguas más tropicales, presentan macroalgas de menor tamaño, pero con una diversidad probablemente más alta de lo que se tiene registrada.

¿Cuál es el impacto de las algas en la biodiversidad marina del Perú?

Las macroalgas, como saben, son la base de toda la cadena trófica del ambiente marino. Solo por dar un ejemplo, los bosques de Quelpos en el Perú albergan una gran diversidad de especies. Este, al igual que los bosques amazónicos albergan peces, invertebrados, mamíferos marinos, entre otras especies de mucha importancia para nuestro país. Además, dan muchos servicios ecosistémicos como evitar la erosión de la costa peruana, la transferencia de energía o la regulación del clima.

De por sí, todas las comunidades de macroalgas albergan a otros organismos, ya sean anfípodos u otros invertebrados. Yo particularmente siempre me fascino al momento de recolectar algas y hacer su respectiva diferenciación. Ya que, al momento de ponerlas nuevamente en agua, salen a flote un montón de “BICHITOS”, poliquetos, anfípodos, cangrejos y más. Es sorprendente como todas esas algas son su casa, su hogar, allí viven, se reproducen, comen, mueren. Estoy seguro que sin ellas no podríamos ver toda la diversidad que esconde nuestro mar peruano.

¿Cuán factible considera usted el desarrollo de cultivos de macroalgas de interés comercial (Chondracanthus chamissoi, Macrocystis pyrifera, Porphyra sp.) en nuestro país? ¿En qué lugar del litoral peruano se puede llevar a cabo esta actividad? ¿Cuál es la región que se ve más beneficiada con esta labor?

Es factible, pero se necesitan estudios más detallados sobre los ciclos de vida y factores que controlan su crecimiento en nuestras costas. Esto es necesario para elegir los lugares en donde se lleven a cabo los distintos cultivos. Por lo general, estos se realizan en lugares donde los fuertes oleajes no estropeen las algas, bahías, por ejemplo. Los cultivos también se pueden hacer en tanques, outdoor, como en el caso de las especies de algas rojas. Las regiones beneficiadas dependen del rango de extensión de la especie. Si cultivas Macrocystis pyrifera, por ejemplo, las zonas de Ica, Arequipa y Moquegua serían las más favorecidas.

¿Actualmente qué especies se están cultivando en nuestro país?

El “yuyo”, del cual se están estableciendo futuros proyectos para su cultivo ya sea con reproducción sexual o asexual, es una de las macroalgas más reconocidas de nuestro país. De igual manera el Cochayuyo al igual que la Macrocystis pyrifera, una de las de las especies que conforman los bosques de algas, han sido catalogados como macroalgas de gran interés comercial y por lo tanto se busca cultivarlas. Por otra parte, hace algunas décadas, un alga roja llamada Gracilariopsis lemaneiformis fue incursionada en la producción de ficocoloides, es decir, la fabricación de azúcares o geles provenientes de algas, pero lamentablemente no tuvo éxito. Si bien en el Perú tenemos algas que se cultivan y se aprovechan, aún estamos en los primeros pasos de un largo camino por recorrer. Pero como siempre digo, en este rubro hay que dar pasos firmes y concretos.

¿Qué tan factible es el desarrollo de cultivos de macroalgas en nuestro país ya sean de interés comercial o no?

Es factible y de hecho es una actividad que se debe alentar. Muchos de los recursos que se aprovechan de las algas marinas son obtenidos por colecta pasiva, es decir, cuando estas están varadas en la playa o están siendo extraídas por los bancos naturales. Y obviamente ¡Esto no es sostenible!

El Perú, tiene una cantidad muy rica de macroalgas, y aun faltan por descubrir muchas más. Si queremos que esta producción sea factible en el tiempo, se debe diversificar nuestra producción y no solamente centrarnos en pocas especies marinas. Las algas son esos organismos a los cuales debemos brindar mucha más atención. Este proceso no es nuevo, tenemos antecedentes. Existen sumas evidencias en otros lugares del planeta donde sí se ha dado un buen cultivo y ha sido provechoso tanto para el mercado como para la sociedad. Y no solamente habló de países desarrollados, sino también de países que están en vías de desarrollo. Países como Tanzania o Indonesia que de repente no son relacionados con algas, tienen una producción de algas por cultivo muy significativa y creo que el Perú no se puede quedar atrás.

“Las algas son esos organismos a los cuales debemos brindar mucha más atención, son fundamentales para el país’’.

 

 

  

 

«En términos de genética las microalgas están muchas más avanzadas, sin embargo, en términos de cultivo las macroalgas son mucho más factibles de cultivar”.

 

 

 

El reto aquí es el de conseguir que cada estudio de macroalgas en el Perú sea continuado en el tiempo”.

¿Cuál es la diferencia entre cultivar macroalgas y microalgas en términos de eficiencia y rendimiento?

En mi experiencia uno de los retos al trabajar con microalgas es la cosecha. Las microalgas son entes unicelulares, pueden crecer bien en biorreactores, es más se les puede controlar las condiciones, temperatura o pH, pero el tema de la cosecha es un tema que va mucho más allá. Al ser unicelulares no las puedes simplemente sostener con la mano. Es obvio que tienes que tener ciertos mecanismos para cosecharlas y eso aumenta los costes de producción. Lo bueno de las microalgas es que, al cultivarse en un ambiente mucho más controlado (biorreactores), uno puede controlar diferentes parámetros, además de que se ha investigado mucho más sobre estos cultivos.

Volviendo al tema de macroalgas, las ventajas de estas es que como son macro se pueden recolectar fácilmente, sin necesidad de un equipo super especializado. Sin embargo, su mayor desventaja es que al ser cultivadas en el mar, uno no tiene control de sus condiciones de vida, estas son muy variables, están a la merced de muchos eventos naturales y esto repercute en los productos que vamos a conseguir. Ahora quiero recalcar que las macroalgas también se pueden cultivar en tanques que ofrecen un ambiente mucho más controlado, pero usualmente los cultivos se realizan en mar.

Resumiendo lo antes dicho, al hablar de colecta de microalgas se habla de un costo de cosecha mucho más alto que con macroalgas, pero el tema con estas últimas son las condiciones de cultivo variables e impredecibles que muchas veces estas padecen.

¿Cuáles son los retos en la sostenibilidad de las macroalgas en el Perú desde el punto de vista económico, social y ambiental?

El reto es el de conseguir que cada estudio de macroalgas sea continuado en el tiempo y no solo sea un esfuerzo aislado de cada persona interesada en el tema. Asimismo, los estudios básicos se tienen que entrelazar con los estudios aplicados, como, por ejemplo, los estudios de cultivo. A esto se le debe sumar una buena difusión, sencilla pero estratégica, dando a conocer los estudios de algas a la comunidad en general, especialmente a las comunidades costeras que serían las más beneficiadas. Estas serían las principales dificultades de desarrollar un cultivo productivo de macroalgas en el Perú

¿Cuáles son las prospecciones a futuro para el recurso macroalgas en Perú?

Hay un término que actualmente se viene acuñando en el Perú, llamado “Ficonomía”, el cual, es referido al estudio, progresión y proceso al hacer sostenible un cultivo de algas tanto en términos económicos como ecológicos.

Hablando básicamente sobre el caso de nuestro país, para que un cultivo de macroalgas sea sostenible en el tiempo primero tiene que haber un proceso de investigación, no solamente aplicada sino también de investigación básica. Para iniciar un cultivo, una persona tiene que saber identificar cuáles son los factores que se van a ver beneficiados y como el cultivo puede impactar con dicho ecosistema. El hecho de que estemos en los primeros pasos no nos tiene que limitar a pensar en los posibles efectos a posteriori, un ejemplo son las enfermedades que padecen el cultivo de plantas, ¿se han preguntado si los cultivos de algas también las padecen?, pues sí. Si vas a cultivar algas van a aparecer patógenos, si quieres que tu cultivo sea sostenible y que no se te muera, pues tienes que ir más o menos viendo que patógenos van a progresar ahí.

Este es un ejemplo para asegurar la sostenibilidad de un cultivo, sin embargo, otro factor que es bueno emplear resulta en trabajar constantemente con la población. Esto es algo que siempre trato de explicar y recomendar, no puedes trabajar solamente tú en un laboratorio, pretender cultivar algas y listo; porque, de hecho, al momento de cultivar es imprescindible interactuar con las comunidades, saber exactamente lo que se va a realizar y plantear lo bueno, lo malo, lo bonito y lo feo. Debe de haber sinceridad entre las partes.

“Ficonomía” término empleado para la diferenciación de la agronomía del estudio propio de las algas”.

¿Qué tipo de investigaciones se vienen ejecutando en nuestro país con respecto a este tema?

Actualmente se están realizando múltiples estudios a nivel nacional, por ejemplo, el análisis de las propiedades biológicas de algas comerciales y no comerciales, con el fin de diversificar la producción de macroalgas en nuestro país; el estudio de códigos de barras de ADN para las macroalgas de la costa central por la UNALM, el IMARPE y muchos más. Sin embargo, los proyectos que más resalto, son los que se hacen en las praderas del alga parda Eisenia cokeri, en la zona de Ancash, las cuales representan un ecosistema aún poco analizado en comparación a los bosques de macroalgas de la zona centro y sur.

¿Cuáles son las dificultades de cultivar macroalgas en nuestro país?

El primer reto sería conocer el ciclo de vida de cada una de las macroalgas a cultivar y eso es lo que actualmente se está haciendo, por ejemplo, los estudios realizados de Porphyra y Pyropia, tiene dos fases; la que comemos, que es una lámina como una hoja roja, y la fase conchocelis, que es una fase microscópica diploide. Entonces conocer cómo pasa de una fase a otra, el momento exacto, los factores y cada detalle del proceso es básico. Si no se tiene esa información vas a estar cultivando por cultivar, sin saber lo que puede pasar, por eso es que recalcó la investigación básica para que el resultado sea un cultivo productivo de algas. Hay muchos estudios en algas pardas y rojas, pero el objetivo esta en adaptarlas a Perú. Hay especies que son muy parecidas y ya han sido estudiadas, pero no en nuestro país.

Ese es mi punto de vista de hecho puede haber otros factores, pero yo creo que el tema del ciclo de vida y conocer bien la biología de cada macroalga es la clave para saber si el cultivo es productivo o no.

 ¿Cuál es la información necesaria para promover el cultivo de macroalgas en nuestro país?

Además de lo antes ya mencionado, otra cosa muy básica y que aprovecho este momento para comentarles es conocer el bioma marino, si no conoces que hay en tu mar ¿Qué vas a aprovechar? Por ello, invoco a las personas que se dedican a la taxonomía y ecología a incentivar más la sensibilización sobre la debida importancia de la descripción de especies, así sabríamos como podríamos utilizarlos, el porqué de la producción y daríamos la debida diversificación.

Ya he mencionado algunas especies que son importantes como el cochayuyo, Sargassum, Macrocystis pyrifera, hay muchas otras especies que están presentes en nuestro país, pero no se han descubierto. Y en caso hayan sido descubiertas, no se han realizado estudios. Esto no debe seguir así, estas especies podrían presentar un posible potencial. En resumen, todo comienza estudiando la taxonomía para identificar si cierta especie existe en el Perú.

 En la actualidad pasamos por un problema de calentamiento global ¿Cómo ha afectado este hecho en el desarrollo, cultivo y conservación de macroalgas en nuestro país?

Muy bien, para empezar este es un tema que aún está en debate y es muy polémico, les explicaré el motivo. Siempre hemos asumido que el calentamiento global es negativo para todas las especies y relativamente esto es verdad, pero en el tema de las macroalgas se presentan efectos muy variables, tanto positivas como negativas.

Entonces, volviendo nuevamente al ejemplo de mis queridos bosques de kelp en el Perú, estos al desarrollarse en aguas frías se ven perjudicados por el aumento de la temperatura del agua causado por el calentamiento global, por lo cual, si este efecto sigue en aumento, estos bosques empezaran a desaparecer. Este hecho se ha visto en Australia donde los bosques han ido desapareciendo. Sin embargo, si hablamos del aumento de la producción de carbono o la polución por el dióxido de carbono, hablamos del beneficio de aquellas algas que se alimentan de este elemento. Muchas algas se verán favorecidas por el exceso de carbono y van a crecer mucho más que otras, en este caso el problema ya no sería el cambio de temperatura sino la acidificación producida por este proceso, muchas veces negativa para las especies, como en el caso de las algas rojas calcáreas.

Las algas rojas calcáreas son aquellas que acumulan calcio en su pared celular, este calcio les da un aspecto de coral, por ello las conocen como algas coralinas. Debido al calcio en su pared van a ser afectadas por la acidificación, perjudicando de manera perenne la acumulación de calcio. Estas empezarán a decaer afectando al propio ecosistema.

Hay rumores acerca de la posible desaparición de los bosques de algas a causa del calentamiento global, es más, hace poco revisé algunos estudios acerca de este tema, donde explicaban que este fenómeno afecta a los bosques de algas pardas dependiendo de la latitud en la que se encuentren, pero aún se encuentra en estudio.

A grosso modo se puede decir que el calentamiento global tiene diversos efectos, siendo este negativo para los bosques de algas, los cultivos y ciertos procesos que se quieran establecer, pero, por otro lado, positivo en muchos otros aspectos. Un buen consejo, si en alguna ocasión va aumentar la temperatura del agua y vas a cultivar algas que no van a resistir mucho a este cambio, no esperes generar un buen producto. En lugar de eso, arriésgate y cultiva nuevas cepas de macroalgas que sí sean resistentes a este aumento. Generar nuevas cepas que puedan lidiar no solamente con el aumento de la temperatura sino también con otros factores, es un campo que es necesario explorar.

Fuente: Archivo personal

“Generar nuevas cepas que puedan lidiar con cada uno de los cambios producidos por el calentamiento global, es un campo sumamente necesario de explorar.”

¿Qué factores ambientales influyen de manera significativa en el cultivo macroalgas?

La temperatura, el tipo de nutrientes y la iluminación en mi consideración son los factores más importantes para llevar a cabo un buen cultivo, pero no son los únicos, recuerda que cada elemento es necesario para completar el ciclo de producción.

¿Cuáles son las macroalgas de mayor futuro en nuestro país?

El yuyo es un producto que se ha usado por generaciones en nuestra sociedad, sin embargo, aun en la actualidad no se ha llegado a cultivar a pesar de un gran esfuerzo. El yuyo es uno de los recursos más conocidos en nuestro país, pero existen muchas otras algas más. -Han consumido otra alga verde que no sea el ya antes mencionado? -No, verdad. Nadie usa algas verdes en Perú, ni en la comida, ni importación; pero en otros países lo usan en grandes cantidades. Ellos tienen en cuenta que se tiene un recurso mucho más sencillo de cultivar, nosotros deberíamos ponerle más énfasis al desarrollar un campo de consumo en nuestro mercado. Las algas verdes como la lechuga de mar, la vulva o la Caulerpa filiformis, considerada muchas veces invasiva, pueden ser aprovechar de diferentes maneras. Una visión de estudio en Paracas hace ya bastantes años hablaba de cómo hacer compost de la lechuga de mar. Poco a poco se está comenzando a explorar como utilizar los compuestos activos de la Caulerpa filiformis, ya que esta presenta bastante potencial. Otros países lo utilizan para la fabricación de bioetanol, compost, o producción de diferentes compuestos. Con respecto a las algas pardas, estas son un poco más difíciles que cultivar, la más comentada, la especie Macrocystis pyrifera forman los bosques de algas. Se está haciendo estudios ecológicos de diversas especies extrañas en el Perú, pero estos estudios que se han hecho no son tantos como los que se han hecho en Macrocystis. Por ejemplo, de un total de 100 estudios, no muchos están ligados a supervisar aprovechar y sensibilizar a la población sobre la importancia económica de especies de algas poco estudiadas en el país.

Lic. Peltroche, ya para terminar y abusando de su gentileza, háblenos un poquito sobre la diferencia de realizar un cultivo de macroalgas en Corea, que aquí en Perú.

Bien Hilary, primero empecemos a diferenciar dichos cultivos por el tema geográfico. Para comentarles un poquito, Corea del sur es una península, tiene muchísimas islas, un aproximado de 300 islas, ya sean pequeñas o grandes. Hay cierta ventaja en este hecho al realizar un cultivo, estos ya no estarían a la merced de un repentino oleaje, ya que cada isla trabaja como una especie de rompeolas y generan ambientes donde el movimiento del agua no es muy fluctuante y esos lugares son ideales para el cultivo de algas. Muchas veces cuando cultivan las algas en mar abierto suele pasar que por un fuerte oleaje se suelten y se pierdan como en el caso de Perú. Definitivamente Corea al tener muchas islas tiene cierta ventaja geográfica, lo que no tenemos aquí en nuestro país, es por eso que Corea desarrolló bastante el cultivo.

En segundo lugar, tanto en Corea, como en Japón y China hay un tema de consumo de algas bastante interiorizado y que viene desde hace muchísimo tiempo, lo cual hace que se consume mucha más variedad. Si consumes más variedad de algas, hay mucha más demanda y si incrementa la demanda pues aumentan los cultivos y con ello el desarrollo. Recuerda que no puedes solamente restringirse a sacar el producto sin cultivar, ya que eventualmente te quedarías sin recursos. En este sentido el elevado cultivo de macroalgas en Corea hace posible que más proyectos se ejecuten y sea sencillo adquirir dicha información. Sin embargo, estas se siguen diversificando. En Corea muchas algas se están cultivando y otras se están descubriendo. De igual manera en el Perú. Cultivar entonces es un proceso el cual se encuentra en constante diversificación. Cada día podrías tener la oportunidad de hallar una nueva especie.  En Perú hay muy buenos proyectos, lo sé, y estos tienen que seguir. Ser sostenibles en el tiempo. No todo es cochayuyo tienes otras algas por conocer.

Quien quiera generar mercado debe asegurarse que tu cultivo se pueda utilizar, porque tú puedes cultivar algas, tener tu bioma, pero si nadie las usa o las consume donde esta tu objetivo de producción. Entonces el hecho de hacer proyecto en el Perú no solo tienes que tener disponible la locación dónde vas a cultivar, el mercado a tratar o los costes de producción; también es necesario tener en cuenta el público objetivo.  Un estudio de mercado. Algo muy curioso y que espero que algún día se pueda hacer, es tratar de generar una cultura de consumo de algas muy fuerte en nuestro país. Así como la propaganda que hubo para aumentar el consumo de anchoveta, lo mismo, pero en algas. Lo llamaría “Proyecto de difusión para el consumo de algas”, y haría énfasis en sus múltiples beneficios tanto para la cocina, como para lo demás. Exprimiría todo su potencial.

Recalco es necesario generar un mercado, si no hay mercado, entonces de nada vale generar un producto que a las finales se me va a quedar. No sería sostenible. Esa es mi opinión.

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *