La importancia actual de la ordenación de las cuencas

Por: Pamela Prado Chávez

Julio 15, 2020

Rosa María Hermoza Espezua es Ingeniera Forestal de la Universidad Nacional Agraria la Molina (UNALM).  Estudios concluidos en la Maestría de Bosques y Gestión de Recursos Forestales.  Especialista en Gestión Agrícola Empresarial. Desde el año 2002 es docente en la unidad de Hidrología Forestal y Ordenación de Cuencas de la Facultad de Ciencias Forestales de la UNALM. Tiene experiencia como consultora de proyectos en temas de hidrología forestal y gobernanza del agua.

Actualmente participa como miembro representante de la Facultad de Ciencias Forestales en la red temática internacional Siembra y Cosecha de Agua en Áreas Naturales Protegidas (red SyCA), y en la red iMHEA (Iniciativa Regional de Monitoreo Hidrológico de Ecosistemas Andinos).

Foto: Rosa María Hermoza. Fuente: Archivo personal.

Para poder comenzar a desarrollar el tema me gustaría primero preguntarle, ¿qué son los recursos hídricos e hidrobiológicos, son lo mismo?

No son lo mismo, pero si tienen términos similares, por ejemplo los recursos hídricos son las fuentes de agua, cualquiera sea su origen, que se encuentran disponibles en el mundo, un ejemplo es el agua de los océanos, ríos, lagunas, arroyos, etc.;en cambio los recursos hidrobiológicos vienen a ser los elementos vivos, o componentes bióticos, que habitan o dependen de los medios acuáticos dulces o salinos de acuerdo a su naturaleza.

Ahora para ahondar más en el tema, ¿qué son las cuencas hidrográficas y qué implica su ordenamiento?

Las cuencas hidrográficas vienen a ser espacios físicos del territorio delimitados naturalmente por una divisoria de agua, funcionan como un sistema cuyo punto de conexión es el río, el que nace en la parte alta (zona de captación de agua de lluvia) al formar los ríos nacientes, conduciendo (parte media de la cuenca) hasta el punto más bajo de desembocadura (parte baja o zona de evacuación). En el Perú hay tres cuencas muy importantes la cuenca del Amazonas, del Pacífico y la del Titicaca. Su ordenamiento territorial implica estudiar el territorio de acuerdo a sus características físico químicas de relieve, contenido de biodiversidad, y en base a estos estudios realizar una zonificación ecológica económica, establecer los usos que deben darse a cada parte del territorio de acuerdo a sus potencialidades, a sus limitaciones además de los riesgos que generarían, para evitar la ocupación y gestión inadecuada del suelo.

¿Bajo qué entidad está regulada o designada el ordenamiento, financiamiento y uso de este recurso?

Podríamos decir que no hay una entidad general, sino que hay varias entidades o instituciones, por ejemplo de acuerdo a la ley de recursos hídricos del Perú, la ANA es la responsable de administrar los recursos hídricos, otorgar licencias de uso en el marco de la ley y el reglamento; por otro lado el ordenamiento territorial es parte de una política de estado sustentada en el Acuerdo Nacional N°34, el ministerio encargado de liderar el proceso es el MINAM (Ministerio del Ambiente) y en relación a los recursos hídricos, su manejo se sustenta en el Acuerdo Nacional N°33 y se vincula al acuerdo N°34 a través de las políticas territoriales y así podría continuar; pero en sí todas buscan algo en común, mejorar la situación actual, pero no siempre esto resulta bueno, lo malo o lo difícil, por llamarlo así, de haber distintas instituciones es que estas no trabajan en conjunto  y esto genera una gran limitante para poder avanzar y lograr objetivos a largo plazo. Cada institución trabaja a su ritmo.

Si bien es cierto que alrededor de todo el país hay varias comunidades, pueblos, etc, ¿estas poblaciones aledañas que influencia e impacto tienen con respecto a este recurso?

Verdaderamente un montón, muchos de estos centros poblados están formados por personas, y las personas se localizan en sitios donde cae la lluvia o donde tienen acceso al agua de río, manantiales o por último al agua subterránea, y su gestión está en función a las actividades que realizan y a los lugares que ocupan en la cuenca. Por ejemplo, las comunidades localizadas en las cuencas húmedas pueden contribuir a mejorar la captación de las aguas de lluvia y con ello incrementar las reservas de agua dulce, o pueden ocupar y gestionar inadecuadamente el territorio incrementando los riesgos a desastres. Y en el caso de las comunidades localizadas en las cuencas secas o partes bajas de las cuencas, donde por lo general no llueve (vertiente del Océano Pacífico), tienen una acción más destructiva, si hay agua superficial consumen hasta donde se puede, y si hay agua subterránea extraen incluso hasta secarlos. Como en Ica, pampas de Villacurí, donde la napa freática estaba hace 30 años a 5 metros y actualmente se encuentra a más de 80 metros.

Fuente: IPS

El Perú es conocido por ser un país mega diverso que alberga numerosas especies tanto en flora y fauna, ¿resulta ser las cuencas hidrográficas hábitat, sustento para estas?

Desde luego, las cuencas hidrográficas sustentan a los biomas que se encuentran dentro de ellas, como se sabe el agua es el principio de la vida, el agua permite la vida de animales microscópicos, que alimentan vegetales, que a su vez son consumidos por especies animales y que en conjunto conforman la biodiversidad de las cuencas, pero a esto está sujeto otros factores como la calidad de suelo, temperatura, es decir factores abióticos que regulan las diferentes tipos de especies que puedan haber, pero también hay otro factor más determinante que es la intervención del hombre, que muchas veces por obtener un beneficio personal no se limita en sus acciones.

¿Qué beneficios nos trae el manejo sostenible de estos recursos tanto a nivel ambiental, cultural y social?

«La cuencas deben ser vistas como sistema que integra sus elementos a través de agua, el agua crea una dinámica natural a lo largo del territorio, que sustenta los paisajes y permite la vida…. “donde hay agua hay»

La cuencas deben ser vistas como sistema que integra sus elementos a través de agua, el agua crea una dinámica natural a lo largo del territorio, que sustenta los paisajes y permite la vida…. “donde hay agua hay vida”…. La vegetación natural de estos ecosistemas, principalmente los bosques son espacios importantes que albergan flora y fauna, y que en algunos casos es única por su especialización o adaptación al medio ambiente. Estos paisajes naturales son también el sustento del cual depende la población, no solo como fuentes de provisión de agua sino también por la producción de otros servicios ecosistémicos que ofrece.

En el sector económico tenemos diferentes industrias ya sea agrícola, agronómica, forestal, entre otras, ¿cuáles de estos sectores se benefician e interrelacionan más y cual actualmente resulta también perjudicial ya sea por su mal manejo o mal empleo?

Más que hablar de un beneficio, podemos orientar la pregunta a la actividad que consume el mayor volumen de recursos hídricos y su eficiencia. Según la ANA (Autoridad Nacional del Agua), el sector de mayor consumo es la agricultura, sin embargo, su eficiencia es baja, producto de prácticas tradicionales como el riego por gravedad, curiosamente uno de los sectores de menor consumo es la minería, pero en contraste, el impacto producido por los vertidos produce un daño de contaminación muy alto(…) En otras palabras el agua es vital para la vida, por eso es de suma importancia tener un buen manejo, hace poco el ANA publicó el “Agua en cifras”, donde colocan al Perú en el octavo puesto a nivel mundial con mayor contenido de agua dulce y eso nos deja mayor responsabilidad, ya que ha habido varios estudios que mencionan que el consumo del agua crece dos veces más que el aumento de la población, por eso debemos cuidarla, administrarla con justicia y equidad para todos.

Hablando del beneficio netamente que representa esto para el abastecimiento del agua y a las diversas formas de utilización que le den ¿la calidad del agua es 100 % segura para el consumo humano? ¿Logran satisfacer las necesidades de todos, es decir hay una buena gestión e igualdad en el uso del recurso hídrico?

La pregunta tiene cierta complejidad, que justifica hasta cierto punto separar los temas.  El abastecimiento del agua es regulado a través de la SUNASS, las cuales supervisan a la EPS como SEDAPAL, garantizando no solo una tarifa justa sino también la calidad del agua. 

“La falta de agua o exceso pone en evidencia la desigualdad en la distribución y asignación del recurso.”

Lamentablemente no toda la población urbana y rural se abastece de agua tratada o tiene acceso a ella, en muchos casos compran el agua en cisternas o la extraen directamente de la napa freática, por eso uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, precisamente el número seis, que busca garantizar la disponibilidad de agua y sugestión disponible y el saneamiento para todos, resulta ser tan importante, ya que como he dicho antes el agua es vital, es de primera necesidad(…)

(…) El problema se agrava cuando esta provisión de agua se hace escasa, ya sea por la época seca (factor climático propio de la región), o por el aumento excesivo de las lluvias, que incrementa los elementos en suspensión. Cito el caso del 2017 por el cual Lima estuvo con un abastecimiento restringido, casi nulo, por 7 días. La falta de agua o exceso (que produce inundaciones o deslizamientos), altera otras actividades económicas, y a la vez pone en evidencia la desigualdad en la distribución y asignación del recurso.

 ¿Los cambios climáticos en qué medida tanto directa e indirectamente repercuten en la calidad, cantidad y oportunidad del agua?.

El cambio climático es un proceso irreversible, que se percibe de diferentes maneras en el Perú.  El efecto directo del aumento de la temperatura global lo vemos en el retroceso de los glaciares, que suministran un servicio ambiental de importancia, al abastecer de agua dulce en épocas de estiaje a las zonas bajas de la cuenca.  De otro lado, el cambio climático está produciendo alteraciones en la frecuencia y magnitud de las lluvias, acentuando los periodos de estiaje que en algunos casos se convierten en sequías o incrementando los volúmenes de lluvia tradicionales en ciertas zonas del planeta, lo cual produce inundaciones. En el año 2017 tuvimos una inundación en Chilca con volúmenes de agua que no se habían registrado en décadas. La ausencia o abundancia del agua tiene efectos directos también sobre la biodiversidad, al afectar la vida vegetal, el primer eslabón en la cadena trófica de alimentación, genera una alteración que tiene repercusión en los siguientes eslabones de la cadena que son animales pequeños, medios y grandes hasta llegar al hombre.

¿Las centrales hidroeléctricas representan algún perjuicio más que beneficio?.

Las centrales hidroeléctricas son una alternativa de producción de energía renovable (limpia), que está siendo usada con éxito en todo el mundo. En términos de instalaciones no es tan cara como la energía eólica o solar, y no produce tanto daño como la energía térmica. Hay que recomendar tener algunos cuidados, por ejemplo, que en la zona de captación de agua a turbinar se respeten los caudales ecológicos que mantienen la biodiversidad en los cauces, y que en la zona de entrega se controlen los efectos dañinos que eventualmente pudieran producirse por excesos no controlados de agua.

Debido a estos meses de confinamiento y pausa de muchas labores, ¿usted cree o considera que esta fuente natural de agua se ha visto afectada? ¿De qué forma esto impacta en la calidad y abastecimiento de agua?

El impacto que el COVID 19 ha tenido y tiene, se observa de forma directa en el mayor consumo de parte de la población, la cual usa el agua de manera frecuente como medida de prevención.  En el caso de la población que tienen acceso al agua a través de una EPS, probablemente la calidad y abastecimiento esté hasta cierto punto garantizada; sin embargo, en el caso de la población periurbana o rural, la que en su mayoría no cuenta con abastecimiento continuo o carece de sistemas de desagüe, la situación se recrudece, ya que lo poco a lo que logran acceder no solo debe servir para prevenir enfermedades y conservar la salud, sino también para su alimentación, lavado de ropa, entre otros.  Incluso la población que depende de pozos, la cual ya reportaba problemas por los volúmenes de agua reducidos, intensifica la extracción para cubrir sus necesidades básicas, las que se incrementan en zonas periurbanas y rurales por actividades propias de la agricultura familiar o crianza de animales.  Y esto no solo es nuestra realidad, sino la de todo el mundo, según los últimos datos de la OMS, donde concluyen que 1 de cada 3 personas no cuentan con acceso a agua o 2 de cada 5 personas no disponen de una instalación básica destinada a lavarse las manos con agua y jabón, entonces resulta bastante alarmante y preocupante(…) Esta situación se intensifica, ya que la pandemia o las medidas más estrictas adoptadas para prevenir el virus, cuarentena, coinciden con el inicio de la época seca, que se hará más notoria en áreas urbanas, la expansión desordenada y ocupación sin planificación de estas zonas, hacen que exista menor control sobre el recurso. A su vez considero, que este panorama puede tener efectos positivos al no haber tanta movilización de la población, refiriéndome a que se han recuperado espacios naturales como las riberas del río Rímac, y ha habido una sensible recuperación de la calidad de agua del río.

Para finalizar algún mensaje que nos quieras compartir como reflexión respecto al recurso del agua y nuestra situación actual.

Por supuesto, las lecciones aprendidas son varias tras la pandemia, ya que nos revelan que es necesario intervenir en lo siguiente: Sensibilizar a la población sobre el uso racional del agua, generando así una cultura de ahorro del agua; desarrollar estrategias a nivel de políticas de estado, para que se mejore la infraestructura de agua potable y saneamiento, y se logre racionalizar el uso del recurso e implementar proyectos de infraestructura natural en la cuenca, aplicando técnicas de conservación de suelo que promuevan la recarga de acuíferos (siembra y cosecha de agua) que permitan proteger los ecosistemas como los bofedales, bosques y praderas naturales. (Ley MRSE)

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *