La política de estado de desarrollo sostenible y gestión ambiental

Marzo 5, 2021

Por: 

Brayan Milla Lostaunau

Brayan Milla Lostaunau

Shaloom Salas Escarcena

Shaloom Salas Escarcena

Carlos Ramos Montes

Abogado experto en gestión pública, sistemas administrativos, modernización del Estado y relacionamiento con actores institucionales y de la sociedad civil. Con experiencia profesional en el Organismo de Supervisión de las Contrataciones del Estado, Ministerio de Educación, Ministerio de Ambiente, Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria, Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental. Docente de la Facultad de Derecho y Ciencia Política en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, de la Universidad San Martín de Porres y la Universidad Tecnológica del Perú.

Entrevistado Carlos Ramos Montes. (Fuente: Archivo personal.)

En el 2002 se suscribió el Acuerdo Nacional (AN), un foro que elabora y aprueba lineamientos de políticas del Estado. Una de estas es la política de Desarrollo Sostenible y Gestión Ambiental. ¿Qué temas se consideraron en la articulación de esta política de Estado?

En primer lugar, el Acuerdo Nacional fue un esfuerzo para plantear nuevos temas que la ciudadanía necesitaba a largo plazo. En ese sentido, se trazaron un conjunto de políticas aspiracionales. Sin embargo, en la implementación de políticas ambientales se deben considerar diversos elementos. Por tal razón, desde el 2002, se desarrollan una serie de acción importantes relacionados con la competitividad.

La política de Desarrollo Sostenible tocó varios aspectos relevantes como el fortalecimiento de las instituciones, de la protección del conocimiento ancestral, la participación ciudadana, la justicia y transparencia ambiental. También planteaba el ordenamiento territorial, conocida como zonificación económica y ecológica. De igual forma, se mencionó instrumentos que promovían la sostenibilidad ambiental, que luego se implementarían, por ejemplo durante el gobierno de Ollanta Humala, con el ministro del Ambiente Manuel Pulgar Vidal, se creó el Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles (SENACE). Esta institución es encargada de evaluar la viabilidad ambiental de los proyectos de inversión.

También, se configuraron importantes reglas de juego entre las empresas y la protección ambiental. Pero, un tema relevante fue la promoción de la educación ambiental.

Desde que la política de Desarrollo Sostenible y Gestión Ambiental fue introducida en el AN, ¿cuánto se ha avanzado?

Para llevar a cabo las políticas vinculadas a sostenibilidad y gestión ambiental, se diseñaron un conjunto de marcos normativos. Por ejemplo, en el 2009, se creó la Política Pública Ambiental. Posteriormente, se elaboró el Plan Nacional de Acción Ambiental del 2011 al 2021. Esta última propone las líneas maestras en materia ambiental.

El AN como política aspiracional tiene su correlato en las políticas ambientales. Estas últimas tienen correlación con un conjunto de normas que permiten su implementación. Una muestra de ello es la Ley del Sistema Nacional de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), cuya elaboración se produjo en el 2001; pero, su reglamentación se dio en el 2009. Por tal razón, es importante reconocer el marco jurídico, porque la gestión pública peruana se encuentra sustentada en normas que sustentan derechos como la participación, la transparencia, etcétera.

Otro caso relevante es la creación del Ministerio del Ambiente (MINAM), que se produjo con el Decreto Legislativo N°1013, en el 2008. Además se implementó y fortaleció instituciones adscritas muy importantes como: El Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SERNANP), el Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana (IIAP) y el Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles (SENACE). Estas entidades permiten la institucionalización los temas vinculados a la política de desarrollo sostenible y ambiental, que estaban establecidos en el AN.

Asimismo, tenemos la Ley que establece el Régimen de Protección de los Conocimientos Colectivos de los Pueblos Indígenas vinculados a los Recursos Biológicos (Ley N° 27811), en el 2002. Este tema es fundamental para la gobernanza ambiental ya que involucra a diversos actores en proyectos económicos, entre ellos a los pueblos indígenas.

A largo plazo, ¿cuáles son los retos y prioridades de la política de desarrollo sostenible y gestión ambiental?

Proteger al medio ambiente no solo con normas. En el Perú tenemos un conjunto de marcos normativos que abarcan temas ambientales en diferentes niveles del gobierno. No obstante, las leyes no son suficientes. Es necesario acciones que incluyan a todos los actores involucrados en temas ambientales, pueblos indígenas, sociedad civil organizada, servidores y funcionarios públicos, organismos no gubernamentales, entre otros.

Mejorar la gobernanza ambiental. Un caso es el tema de Bagua. Aquí se evidenció dos tipos de visiones Por un lado, estaban aquellos que consideraban la importancia de convivir con el medio ambiente y proteger el ecosistema. Por el otro estaban otros que consideraban que los que no tenían el capital para explotar los recursos, tenían que cedérselos a quienes sí tenían esa oportunidad; también, consideraban inconsistente que, en pleno siglo XXI, hubiese gente que creía en que los bosques tenían vida.

Suscribir acuerdos internacionales de protección al medio ambiente. Un caso es el Acuerdo de Escazú. Existe una colisión de intereses, entre empresarios que quiere aprovecharse de los recursos, del Estado que no cumple el rol de regulador, de los pueblos indígenas y sociedad civil organizada que protegen los recursos naturales. Esa discrepancia no permitió la ratificación del Acuerdo de Escazú en el Poder Legislativo y con ello no se cuenta con dicho marco normativo de protección del medio ambiente.

¿Qué instituciones u organismos públicos tendría que fortalecer el Estado para poder llegar a cumplir los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) dentro de la Agenda de la Organización de Naciones Unidas (ONU)?

Las instituciones que permiten la implementación de las políticas públicas ambientales, en primer lugar, son el MINAM y sus adscritos. Pero, en temas ambientales hay entidades que trabajan de forma transversal. Por ejemplo, para trabajar temas relacionados con la educación ambiental se tiene al Ministerio de Educación (MINEDU), para la promoción de inversión privada Ministerio de Energía y Minas (MINEM), para la creación de infraestructura es el Ministerio de Transporte y Comunicaciones (MTC). Asimismo, para el cuidado del agua es tratado por la Autoridad Nacional del Agua (ANA), entidad adscrita al Ministerio de Agricultura (MINAGRI).

¿Y cómo fortalecer las instituciones? Para eso se tienen que tocar en cuenta tres factores, humano, financiero y políticas públicas. El primero es el factor humano, por lo que se tiene que llevar a cabo capacitaciones y buscar la profesionalización de los tomadores de decisión en materia ambiental. El segundo es el financiamiento y la elaboración de presupuestos para temas ambientales. Finalmente, el tercer elemento es la elaboración de políticas públicas, sobre todo su implementación que se encuentra vinculada al AN, la Política Publica Ambiental, al Plan Nacional de Acción Ambiental y las políticas ambientales regionales y locales .

 

“Las instituciones que permiten la implementación de las políticas públicas ambientales, en primer lugar, son el MINAN y sus adscritos. Pero, en temas ambientales hay entidades que trabajan de forma transversal.”

Con respecto a la agricultura sostenible, en el Perú el agro es desarrollado en condiciones poco equitativas comparado a la agroexportaciones de grandes empresas. ¿Qué acciones deberían tomar los gobiernos para fomentar la eficiencia de la agricultura tradicional?

 

 

 

 

“Para analizar la productividad agrícola tenemos que abordarlo desde diversas miradas.”

Para analizar la productividad agrícola tenemos que abordarlo desde diversas miradas. Por ejemplo, en Cotabambas, Apurímac, algunos  campesinos utilizan la mitad de sus tierras para la siembra y la otra la dejan descansar. Ellos señalaban que, uno produce lo necesario para consumir, no se puede maltratar a la tierra. Consideraban que la producción tenía que estar en relación al consumo y no a la maximización del lucro. Otro ejemplo, contraria a esta visión, se evidencia en el boom agrario en las regiones costeras donde el Estado también ha participado, lo que se busca no es el autoconsumo, sino la explotación de la tierra para maximizar ganancias. Entonces, ¿qué debemos hacer? Ello depende de la mirada de los actores. En caso de que se busque aumentar las ganancias y la proactividad, el Estado tiene que emitir normas y diseñar políticas públicas que beneficien esa concepción de la agricultura. No obstante, recordemos el paro agrario en Ica y en el norte del país, en ella se evidenció que a pesar del crecimiento económico producto de las actividades agrícolas, las ganancias no fueron equitativas.

Finalmente, para mejorar la agricultura tradicional es necesario un marco normativo que la promueva y establezca incentivos a los productores; asimismo, se deben realizar acciones de revalorización y respeto a dichas actividades sin generar dicotomías entre lo tradicional y moderno.

Dentro del objetivo 6 de los ODS, se considera la Gestión Sostenible del agua que implica su reutilización y la reducción de vertimientos contaminantes. ¿Cómo se están dando las acciones en Perú para cumplir con los objetivos propuestos?

El tema del agua es complejo en el Perú. Por ejemplo, Lima, que concentra aproximadamente el 30% de la población, está ubicada en el desierto con poco acceso al agua; sin embargo, a mayor cantidad de reservas de agua están en la selva. En el Perú, podemos afirmar que una de las causas de la cantidad de ciudadanos que viven en Lima es la migración. Las personas andinas o amazónicas se trasladaron a la costa para buscar una mejor calidad de vida.

Durante el proceso migratorio, las personas no consideraron que el recurso del agua era escaso. Esto generó un problema grave en el desabastecimiento de dicho recurso hídrico. Dicho problema se mantiene, por ejemplo, el gobierno de Francisco Sagasti anunció la entrega de 300 millones de soles para aquellos que no tienen agua y que se abastecen sus reservorios de agua (tanques, cilindros, baldes, entre otros).

Otro caso preocupante ocurre con la minería ilegal en Madre de Dios, donde los ríos están contaminados. Lo mismo ocurre en Arequipa, Cajamarca o Ica. En el proyecto minero “Tía María”, como respuesta a la posible contaminación del agua por la actividad minera, se ha propuesto que se utilice el agua de mar; asimismo, se determinó que, el agua de los ríos será empleado solo por los campesinos. En el caso del proyecto “Conga”, la empresa dijo que construiría lagunas artificiales; esto generó rechazo porque afectaría el ecosistema. Por último, en el Perú, existen regiones que tienen conflictos por el acceso al agua, por ejemplo, Huancavelica, Ica, Arequipa y Moquegua.

El problema del agua también se presenta a nivel global. Por ejemplo, el plan de China para crear microclimas y producir lluvias y precipitaciones, ha generado conflictos; porque, generaría una alteración ambiental en sus vecinos, en la India.

Pero, volviendo al Perú, a parte de la escasez y conflicto sobre el acceso al agua, se evidencia otro problema que es la ausencia de tratamiento del agua. Esto se evidencia en Lima, por ejemplo, cuando el desagüe termina en el mar; y en algunas regiones, en sus ríos o lagos.

Finalmente, hace años, una congresista viajó a San Mateo de Huanchor, Huarochirí, Lima, para conocer la situación de los relaves mineros. Como sabemos, en épocas de lluvia, aumenta el nivel de caudal de los ríos aumenta, y en cualquier momento, esto produciría que el agua se contamine con los residuos mineros de dicha relavera. Como consecuencia, el agua que abastece a Lima podría verse contaminada y con ello habría escasez de agua, ya que no existen reservas de agua.

¿Cuál es el rol que cumple la universidad en la promoción del desarrollo sostenible?

En el 2019, de cada 10 estudiantes que salían del colegio, solo 3 accedía a la educación superior. En el 2020, con la pandemia, aproximadamente el 18% de estudiantes abandonaron sus estudios. Además, las universidades brindan el servicio educativo de diferente calidad, cada uno de acuerdo a su realidad.

Todo gobierno está en la obligación de invertir en la educación universitaria, así como en la investigación y tecnología; por ejemplo, actualmente, nuestro país está pendiente de la compra de vacunas, pero no de su producción. No tenemos profesionales dedicados a la investigación en las ciencias naturales y sociales.

La universidad juega un rol fundamental para crear conocimiento que servirá para plantear problemas y soluciones en materia ambiental; asimismo, es el espacio en el que se forman ciudadanos que participarán en la toma de decisiones cuyo objetivo final es la búsqueda e implementación de la justicia, libertad, igualdad así como los valores democráticos de nuestra sociedad.

¿Cuál es el rol de la tecnología en el avance del desarrollo sostenible y la gestión ambiental?

De manera ilustrativa, podemos afirmar que la humanidad ha pasado por varias etapas. Primero, la naturaleza era la deidad para el ser humano. Luego, viene una etapa de equiparación donde la humanidad estaba al mismo nivel que el medio ambiente. Posteriormente, en una fase final, el hombre se sobrepone a la naturaleza.

En ese sentido, la tecnología busca aprovechar y explotar al máximo los recursos naturales. Por ejemplo, la tecnificación de la tierra, el uso de los abonos, entre otros. Pero, se ha llegado a un punto en el cual la tecnología está a favor de los hombres, y ya no existe el respeto por la naturaleza. Una evidencia de ello es la alteración de las condiciones ambientales.

Considero que, lo óptimo es emplear la tecnología para conservación y desarrollo sostenible. La sostenibilidad es un principio de la Ley General del Ambiente que propone tomar decisiones pensando en las futuras generaciones.   

 

…lo óptimo es emplear la tecnología para conservación y desarrollo sostenible.

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *