HUERTOS URBANOS

Por: Yesenia Quispe De La Cruz

 

Septiembre 3, 2020
Fuente: leisa-al.org

Los cambios en la dinámica social de diversa índole, exigen innovación en las formas en cómo se ejecutan las actividades diarias. Desde las más básicas como, la producción de alimentos de primera necesidad, hasta las más complejas como, el ensamblaje de dispositivos y la programación de aplicaciones e interpretación de data. La modernidad hace indispensable el uso de tecnología con innovación de procesos. La sobrepoblación ha atiborrado las grandes ciudades y modificado la forma de vida.

Durante años el estilo de vida de las personas que viven en las ciudades industrializadas dejaban mucho que desear. Era un círculo vicioso hacia la enfermedad y la medicación usada como solución para calmar cada padecimiento. Esta perspectiva está dejándose atrás con la generación de los millennial, que vienen con una visión más amigable con el entorno, buscan una armonía con la naturaleza, se preocupan de la calidad de los alimentos que se ingieren.

Al buscar la sintonía con el entorno, se exige de actividades que vayan acorde a las necesidades de una sociedad cada vez más sostenible. Los huertos urbanos en algunas ciudades representan una fuente de ingresos para muchas familias, pero sobre todo representan una mejora en la calidad alimentaria. Siendo una estrategia eficaz y económica que contribuye a la resiliencia urbana en aspectos sociales y ambientales de las ciudades actuales.

Podemos definir a los huertos urbanos como el crecimiento de plantas, árboles y sus cultivos, así como ganado dentro de las ciudades, siendo posible sus actividades de comercialización. Siendo cultivos hortícolas como vegetales, frutas y flores; a diferencia de la agricultura rural cuya actividad productiva es intensiva incluyendo plantas utilizadas para el diseño de paisaje rurales con cultivos como la papa, arroz, azúcar entre otros que requieren de una cobertura de espacio mayor.

Entre los esquemas en los cuales los huertos urbanos pueden desarrollarse, varía la escala (micro o macro), pueden ser individuales privados o comunitarios. Pueden darse en terrazas, balcones, techos de edificios. Las múltiples actividades que se desarrollan son, apicultura, compostaje, mercados, hidroponía. Esta última viene siendo una alternativa para el ahorro de espacio y con una gran productividad. El mercado de cultivos hidropónicos viene en alza, especialmente con los cultivos estratégicos como los arándanos, fresas, aguaymanto, y más (1).

Las ventajas de la hidroponía es que  los cultivos absorben directamente los nutrientes y estos son asimilados en un menor tiempo y de forma óptima, disminuyendo el tiempo en su producción y aumentando las características morfológicas del fruto, como su tamaño y aspecto. Cumpliendo con la obtención de una cosecha de frutos libres de patógenos, garantizando la seguridad y calidad alimentaria. Actualmente el uso de nano burbujas ha optimizado el aprovechamiento de los nutrientes y la recircularización del agua, siendo factores muy importantes para reducir el costo de producción con mayor calidad.

Bibliografía:

  1. Uría Borbón D, Ochoa De la Torre JM. Huertos urbanos como estrategia de resiliencia urbana en países en desarrollo [Internet]. VIVIENDA Y COMUNIDADES SUSTENTABLES. 2020 [cited 2020 Aug 21]. p. 81–102. Available from: http://revistavivienda.cuaad.udg.mx/index.php/rv/article/view/143/174

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *