Impactos de la crisis pandémica en el sector agroalimentario peruano

Por: Jesús Anthony Gutiérrez Chávez

Febrero 23, 2021

La crisis pandémica ha provocado grandes cambios socioeconómicos a nivel nacional y mundial. Por ello, resulta interesante revisar claros ejemplos de las consecuencias en el sector agroalimentario peruano, con el fin de contribuir con una visión panorámica de la situación actual. A continuación, se precisan algunos de ellos.

Desempleo

El trabajo agrícola es una de las principales actividades económicas predominantes en el Perú. Durante el último año, se ha reportado que los países miembros de la región mostraron una tasa de ocupación del sector agrícola con tendencia negativa en comparación con el mismo periodo del 2019 [1]. Siendo fundamentalmente las limitaciones al desplazamiento de la población y a la suspensión temporal de algunas actividades agro-productivas, las principales consecuencias. Sin embargo, el Perú maneja algunas medidas excepcionales con el propósito de no interrumpir la cadena de producción y suministro de alimentos, teniendo como resultado el control parcial del abastecimiento, y por otra parte limitaciones en las medidas de prevención ante la crisis sanitaria.

Precios y mercado

Las cuestiones relativas a los precios y mercados agroalimentarios durante la pandemia fueron sin duda relevantes, reportándose fuertes pérdidas por parte de los agricultores debido a las restricciones que imposibilitan colocar sus productos en el mercado. Asimismo, los principales canales de venta y distribución incrementaron sus precios por la alta demanda y poca oferta resultado de las restricciones aplicadas al sistema de abastecimiento.

Estos hechos revelaron la catastrófica situación de las poblaciones pobres a nivel nacional, donde las consecuencias económicas de las medidas de confinamiento se evidenciaron rápidamente, incrementándose el empobrecimiento de los hogares y sobre todo reduciéndose la capacidad adquisitiva de alimentos por parte de las familias [2].

I+d+i

En definitiva, la crisis sanitaria ha lanzado nuevos desafíos a la cadena de producción agroalimentaria. Enmarcando nuevas estrategias de valorización y recuperación de compuestos orgánicos para las distintas materias primas y sus residuos, con la finalidad de ofrecer productos aceptables y económicamente competitivos, como por ejemplo el desarrollo de alimentos funcionales con potenciales bondades para la salud de los consumidores. El desarrollo de los mismos es el resultado de un mayor interés por parte de los consumidores preocupados por su salud [3].

A modo de conclusión, la crisis pandémica ha demostrado las fortalezas, debilidades y oportunidades del sector agroalimentario. Pero, más allá de estas manifestaciones tanto en el ámbito social y privado, el sector agroalimentario, y en particular el de la producción agrícola, manifiesta problemas de rentabilidad, generando graves problemas en los principales indicadores socioeconómicos del país. Finalmente, este escenario debe generar en el nuevo gobierno (2021-2025), la implementación y desarrollo de planes estratégicos, donde el sector agroalimentario sea un pilar fundamental en la agenda política, tanto a nivel nacional como regional.

Bibliografía

  1. CEPAL, N. (2020). Sistemas alimentarios y COVID-19 en América Latina y el Caribe N° 12: comportamiento del comercio durante la crisis.

  2. Romero, T. H., & Reys, A. (2020). 243. Empobrecimiento de los hogares y cambios en el abastecimiento de alimentos por la COVID-19 en Lima, Perú. Ar@ cne, 24.

  3. Galanakis, C. M., Aldawoud, T., Rizou, M., Rowan, N. J., & Ibrahim, S. A. (2020). Food ingredients and active compounds against the Coronavirus disease (COVID-19) pandemic: a comprehensive review. Foods, 9(11), 1701.

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *