La expansión del aceite de palma: Una amenaza a la biodiversidad amazónica

Por: Camila Calderón Mayo

Febrero 23, 2021
Fig 1. El futuro del aceite de palma. Foto: Mawardibahar

Nos habíamos propuesto acabar con la deforestación y disminuir el cambio climático para finales del 2020; sin embargo, es lamentable darse cuenta que sólo ha sido nuestra utopía en los últimos años, ya que al ritmo al que vamos necesitaríamos 25 años más para lograrlo (1).

No es de engañarse de que estamos ante una deforestación nunca antes vista, y muchas de estas causas se deben a nuestro hábito consumista. El aceite de palma, es un gran ejemplo, al ser el aceite vegetal más comercializado en el mundo, resultando en recientes expansiones comerciales en la Amazonía que han puesto en jaque mate nuestras propuestas de sostenibilidad: el futuro de los bosques, la actividad agrícola, y la biodiversidad. Y eso, ¿Que tanto nos afecta? Recuerda, somos una sociedad, no sólo exponemos a la vulnerabilidad a nuestros recursos naturales, sino al futuro que nos depara a nosotros mismos y a las nuevas generaciones. 

Nos ponemos en contexto…

El aceite de palma, proviene de la palma de aceite africana ( Elaeis guineensis Jacq.), un cultivo tropical, de donde se obtiene el aceite vegetal más económico y de mayor rendimiento a nivel mundial, al ser preferido en la cocina y como una fuente de biodiesel, además entre sus derivados están relacionados la producción de comidas rápidas, envasadas, productos de cuidado personal, cosméticos, productos de limpieza, etc. 

En los últimos 10 años, la producción del aceite de palma ha seguido aumentando y esto se puede explicar por su gran cualidad: el rendimiento, lo que lo hace 4 veces superior a otros aceites vegetales, además de su bajo costo, y que se puede adaptar como ingrediente a diferentes productos (2).

En el mundo, los principales productores de palma son Indonesia, Malasia, Tailandia, Colombia y Nigeria, países que han tenido un crecimiento exponencial en sus economías; sin embargo, se sabe que la palma aceitera se cultiva en 43 países, por lo que comprender los impactos ambientales a nivel mundial puede ayudar a entender las diferencias en los patrones de desarrollo que han llevado a la deforestación. Entre aquellos países de Latinoamérica con tasas de crecimiento de producción de la palma aceitera, se encuentra el Perú (3).

La situación del aceite de palma en el Perú

En el año 2018, un estudio analizó el impacto de este cultivo y su relación con la deforestación, con lo cual se documentó el uso de más de 86 600 hectáreas de palma aceitera. A través de imágenes satelitales, se logró identificar al cultivo de palma aceitera como la causa de la deforestación de al menos 31 500 hectáreas en nuestra amazonía (3). Para que se hagan una idea del tamaño, imaginemos lo equivalente a 59 000 campos de fútbol. El resto de hectáreas cultivadas se ubican principalmente en áreas que fueron deforestadas anteriormente para otros cultivos en las regiones de San Martín, Ucayali, Loreto y Ucayali. Además, gracias a las condiciones propicias del clima y suelo, existe potencial para el cultivo en zonas como Madre de Dios y Junín (3).

También existen empresas privadas como la empresa “Palmas del Espino” quien representa uno de los rendimientos más altos en el mundo. Además, a través del estado peruano, se ha gestionado e influenciado la preferencia arancelaria bilateral otorgada a países del MERCOSUR, para que la industria tenga insumos relativamente baratos (4).

El impacto social y económico del Aceite de Palma en el Perú

El aceite de palma se cultiva desde hace 30 años en el Perú, lo cual ha generado el desarrollo económico de más de 7000 familias del flanco amazónico del país, incluyendo a pequeños y medianos productores. 

Además, se sabe que representa más del 1.8 % del PBI, siendo el principal beneficiado la selva peruana con representación de las regiones de San Martín, Loreto, Ucayali y Huánuco. Para darnos una idea de la importante solución económica que provee, es como decir que 5 hectáreas del cultivo generan cuatro veces más que la «remuneración mínima peruana” (5). Con lo cual se demuestra lo importante de este rubro, entonces, ¿qué podemos hacer?, ¿podríamos llegar a una sostenibilidad tanto social como ambiental?

Fig 2. Fuente: JUNPALMA PERÚ

La lucha que nunca acaba 

Desde agosto del 2019, la Junta Nacional de Palma Aceitera del Perú (JUNPALMA), con la garantía de la Federación Nacional de Vida Silvestre (NFW, por sus siglas en inglés) y colaboradores, están buscando lograr un acuerdo para la sostenibilidad de la palma de aceite para contrarrestar la deforestación. Si este sueño se hace realidad, seríamos el segundo país en América del Sur, después de Colombia, en asumir este compromiso (5).

Esto no solo nos garantiza un país en vías de la libertad de la deforestación, sino, en beneficio de poblaciones indígenas que buscan garantizar títulos formales de propiedad para sus comunidades, en su territorio ancestral, algo que han estado luchando por años y con ayuda de cientos de organizaciones (6). Sí te gustaría conocer sobre cómo las empresas han afectado nuestra amazonía, puedes ver el siguiente vídeo: https://youtu.be/8MtAcOMx3-k (Vídeo: “La historia en 1 minuto: La devastadora expansión de una empresa de palma en la Amazonía de Perú. Video: Mongabay Latam”).

Finalmente, se sabe que ante los últimos meses por la crisis del COVID-19, el gobierno peruano ha tratado de impulsar la reactivación económica, mediante la implementación del programa “Reactiva Perú”. Mediante D.S. Nº 101-2020-PCM, que incluye actividades agrícolas, a pesar de esto, aún no se ha organizado el mecanismo de coordinación y cumplimiento de esta norma relacionado a la gestión agropecuaria o políticas de gestión de acuerdo a los objetivos. Esta situación acarrea dos consecuencias: que se incremente la presión y pérdida de bosques (7).

En conclusión, si bien los esfuerzos por acabar con la deforestación aún parecen lejanos, está en nosotros poder cambiar el futuro de nuestros bosques y de la amazonía, podemos empezar mejorando nuestra educación ambiental y nuestro comportamiento. ¿Qué nos espera a nosotros y a futuras generaciones?, recordemos lo importante que es la biodiversidad, viendo a Perú como un país megadiverso privilegiado, debemos cuidar de ella. El cambio está en nosotros.

Bibliografía

  1. Organización de las Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura. Página de Inicio. [Citado 18 Feb 2021]; Disponible en: http://www.fao.org/home/es/

  2. Corley RHV. How much palm oil do we need? Environmental Science & Policy. 2009; 12(2): 134–139.

  3. Vijay V, Pimm SL, Jenkins CN, Smith SJ. The impacts of oil palm on recent deforestation and biodiversity loss. PLoS One. 2016; 11(7):e0159668. 

  4. ProInversión. Promoción del cultivo e industrialización de la palma aceitera en el Perú. [Citado 18 Feb 2021]; Disponible en: 

    https://www.minagri.gob.pe/portal/download/pdf/especiales/bioenergia/PROINVERSION/ProInversion-PromocionDeLaPalmaAceitera.pdf

  5. INEI. BCR, Junpalma Perú. [Citado 18 Feb 2021]; Disponible en: https://junpalmaperu.org/

  6. Henders S, Persson UM, Kastner T. Trading forests: landuse change and carbon emissions embodied in production and exports of forest-risk commodities. Environmental Research Letters. 2015; 10(12): 125012. 

  7. DAR. La pandemia y su relación con los bosques. 2020. [Citado 18 Feb 2021]; Disponible en:  https://dar.org.pe/por-los-bosques-del-peru-como-estamos-enfrentando-la-pandemia-de-la-deforestacion/

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *