Mascarillas de un solo uso: un nuevo reto ambiental

Por: Kateryne Ccama Mamani

 

Octubre 26, 2020

En estos últimos meses, hemos visto como la pandemia a causa del Covid-19, ha logrado que nuestro estilo de vida de un giro de 180°. Por cuestiones de protección, hemos pasado a usar mascarillas cada momento que decidimos salir de nuestros hogares, o cuando entramos en contacto con personas ajenas a nuestro núcleo cercano, esto para lograr evitar el contagio. Sin embargo, ¿se ha puesto a pensar en cómo esta situación está afectando a la naturaleza? A continuación, hablaremos un poco sobre el impacto que está teniendo el hecho de usar mascarillas de un solo uso, en nuestro ambiente.

Fig. 1 BBC/Catherine Gemmell “Coronavirus: Máscaras desechables que causan enormes desechos de plástico”

El pasado diciembre del 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) detectó el Covid-19 en China, y meses después, declara pandemia a nivel mundial a causa del virus [1]. Con ello también se proporcionaron las medidas de prevención que ayudarían a controlar la propagación del virus, y, sobre todo, que nos ayudarán a protegernos a nosotros y a las demás personas. Las recomendaciones principales son: mantener una distancia de al menos un metro y usar una mascarilla cuando se esté cerca a otras personas. En el caso de Perú, es obligatorio el uso de mascarilla para circular por las vías de uso público, esta medida es considerada importante cuando no es fácil mantener el distanciamiento social [2].

Anteriormente, países asiáticos como Japón, China y Taiwán han venido utilizando las mascarillas como una forma de proteger su salud a consecuencia de las altas concentraciones de material particulado (PM), que es una mezcla de partículas sólidas o líquidas suspendidas en el aire que es considerado como un contaminante [3]. En el caso de Japón, el uso de mascarillas es una forma de expresar respeto hacia los demás cuando uno está enfermo, esto con el objetivo de evitar que las personas se contagien del mal que uno tiene, siendo este un hábito propio de su cultura y que comenzó durante los primeros años del siglo XX, cuando una pandemia masiva de gripe mató entre 20 y 40 millones de personas en todo el mundo [4]. 

Actualmente, debido al coronavirus, tanto países desarrollados como países en vías de desarrollo, están usando de manera extensiva las mascarillas médicas. En un estudio realizado recientemente por el Centro de Innovación de Residuos Plásticos de la UCL (University College London), se señala que si cada persona de Reino Unido usa una mascarilla por día durante un año, se generaría 128 000 toneladas de residuos plásticos no reciclables [5]. Entonces, tomando en cuenta el actual uso extensivo/masivo de las mascarillas médicas en países desarrollados y en vías de desarrollo, se está dando origen a un nuevo reto ambiental. El uso repentino de este implemento ha dado lugar a una nueva fuente de desechos plásticos, generando un problema severo de residuos sólidos que estarían aportando al incremento de la contaminación por microplásticos en ecosistemas marinos y de agua dulce [6].

La forma en como las mascarillas de un solo uso llegan al medio ambiente es por medio de la eliminación directa de estos en vertederos, ríos, océanos o espacios públicos, y a través de su arrastre desde un punto de acopio de basura hasta algún cuerpo de agua receptor, emergiendo así fibras microplásticas que se fragmentan o degradan en partículas con un tamaño menor a 5 mm [7]. 

Entre los principales polímeros que componen las mascarillas y sus respectivos microplásticos, podemos encontrar al polipropileno, poliuretano, poliestireno, policarbonato, polietileno y poliéster, los cuales son elaborados a base de petróleo y no son biodegradables. Además de ello, los microplásticos contienen compuestos químicos tóxicos tales como ftalatos, organoestaño, nonilfenol, éter de bifenilo polibromado, y triclosán, todos estos compuestos pueden ser liberados durante los procesos de degradación de los polímeros, contribuyendo así a la contaminación ambiental, no obstante, también pueden ocasionar problemas en la salud de las personas [6,7].

En general, la flora y fauna de los ecosistemas son los que normalmente sufren las consecuencias de la contaminación por microplásticos. Seres acuáticos como los peces, son grandemente afectados, ya que estos animales tienden a tragar estas partículas, sea intencionalmente o no. Finalmente, las partículas de microplásticos llegan a los alimentos para el consumo humano, convirtiéndose así en una preocupación en la sanidad alimentaria a nivel global.

Fig.2 Scientific American/Dr. Marcus Eriksen “De peces a humanos, una invasión microplástica podría tener consecuencias”

Países como Reino Unido ya están tomando cartas en el asunto sobre la disposición de los desechos de mascarillas [5]; sin embargo, en Perú todavía no se cuenta con un protocolo o algún procedimiento oficial que indique como se dará la disposición de las mascarillas de un solo uso, por lo que es importante destacar la necesidad de establecer uno.

Teniendo en consideración todo lo mencionado anteriormente, es visible que no se ha dado la respectiva guía de como disponer o reciclar este implemento de manera segura. Sin practicas adecuadas en la disposición de residuos, la ocurrencia de un desastre ambiental es inminente, donde se tiene un escenario en el que animales y plantas son afectados por los microplásticos provenientes de las fibras de las mascarillas, y debido al alto volumen de estos desechos y su naturaleza sintética no biodegradable, estos pueden perdurar en el ambiente por cientos de años y alterar los ecosistemas.

Bibliografía

  1. OMS. Advice for the public. [Internet] 2019. [citado el 29 de octubre del 2020]. Disponible en: https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public
  2. Presidencia del Consejo de Ministros. Decreto Supremo que modifica el Artículo 3 del Decreto Supremo N° 051-2020-PCM, que prorroga el Estado de Emergencia Nacional declarado mediante Decreto Supremo N° 044-2020-PCM, por las graves circunstancias que afectan la vida de la Nación a consecuencia. 2014 p. 4-5.
  3. Centro de Monitoreo de la Calidad del Aire del Estado de Querétaro. Material particulado (MP). [Internet] 2017. [citado el 29 de octubre del 2020]. Disponible en: http://www.cemcaq.mx/contaminacion/particulas-pm
  4. Quartz. A quick history of why Asians wear surgical masks in public. [Internet] 2014. [citado el 29 de octubre del 2020]. Disponible en: https://qz.com/299003/a-quick-history-of-why-asians-wear-surgical-masks-in-public/
  5. UCL Plastic Waste Innovation Hub. The environmental dangers of employing single-use face masks as part of a COVID-19 exit strategy. [Internet] 2020. [citado el 29 de octubre del 2020]. Disponible en: https://d2zly2hmrfvxc0.cloudfront.net/Covid19-Masks-Plastic-Waste-Policy-
  6. Aragaw TA. Surgical face masks as a potential source for microplastic pollution in the COVID-19 scenario. Mar Pollut Bull. 2020;159(June):111517. Disponible en: https://doi.org/10.1016/j.marpolbul.2020.111517
  7. Fadare OO, Okoffo ED. Covid-19 face masks: A potential source of microplastic fibers in the environment. Sci Total Environ. 2020;737:140279. Disponible en: https://doi.org/10.1016/j.scitotenv.2020.140279

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *