MI EXPERIENCIA DE INTERCAMBIO EN LA UNIVERSIDAD DE GUADALAJARA, MÉXICO

Por: I

Deyanira Figueroa

Agosto 1, 2020
Intercambios

“Definitivamente existe un antes y un después del intercambio…«

Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias de la Universidad de Guadalajara. Fuente: Archivo personal.

Mi nombre es Deyanira Figueroa, soy Bachiller en Ciencias Zootecnia de la Universidad Nacional Agraria La Molina (UNALM). En el año 2017, fui de intercambio durante un semestre académico al Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA) de la Universidad de Guadalajara (UDG).

SOBRE LA BECA “EXCELENCIA ACADÉMICA Y MOVILIDAD INTERNACIONAL”

La UNALM cuenta con un programa de becas auspiciado con fondos del Ministerio de Educación (MINEDU), que son entregados para cubrir los gastos de movilidad internacional durante un semestre académico en universidades con las cuales la universidad mantiene convenios. Para el año 2017, sólo podían participar potenciales candidatos (10 por carrera profesional) que eran los cinco primeros puestos del cuarto y cinco del quinto nivel del último semestre cursado (2016-II). Cada uno de los posibles candidatos, de querer participar en la beca tenían que presentar dos cartas de recomendación académica, una carta de motivación, currículum vitae documentado, copia del pasaporte, certificado de salud físico y psicológico. Así como, presentar un plan de asignaturas a llevar en la universidad de destino. Luego de presentar estos documentos a la Oficina de Gestión Interinstitucional y Asuntos Globales (ORI), esta se encargaba de seleccionar a los ganadores, para ese año se presentaron 120 postulantes de los cuales sólo 48 obtuvieron la beca. De mi facultad fuimos cinco los ganadores; Liz Marroquín, Karyn Córdova, Josselyn Serrano, Jhair Carpio y quien escribe.

Alumnos de la UNALM en el Aeropuerto Internacional de Ciudad de México. Fuente: Archivo personal.

¿POR QUÉ LA UNIVERSIDAD DE GUADALAJARA?

Analizando las universidades que tenían convenio con la UNALM, entre aquellas que tenían cursos de mi carrera, la más resaltante era la UDG, esta universidad tiene un centro universitario dedicado a las ciencias biológicas y agropecuarias, cuenta con una granja (rancho) y es una de las 10 mejores universidades en México. Además, esta universidad por el convenio podía aceptar hasta 7 personas de movilidad, lo que significaba que mis compañeros y yo podríamos ir juntos.

UN POCO SOBRE MI EXPERIENCIA

Mi experiencia en la Universidad de Guadalajara fue muy agradable, su oficina de Coordinación General de Cooperación e Internacionalización realmente hace una gran labor, desde que llegamos estuvieron en contacto con nosotros. La UDG ofrece una bienvenida general a todos los alumnos de los programas de intercambio para informarles los servicios que ofrecen, además de una introducción a la historia de Guadalajara, sus lugares turísticos, comidas y tradiciones, en esta bienvenida te obsequian entradas para asistir a un partido del equipo de fútbol de la universidad (Leones Negros), un polo y bolso de la universidad. Finalizando la reunión con un típico refrigerio mexicano y una excelente presentación de mariachis.

En cuanto a las clases, me matriculé en 6 cursos, lo más impactante es el trato horizontal de los profesores y el sistema de evaluación, ya que no hay constantes evaluaciones escritas, los profesores se basan mayormente en la participación en cada clase. La mitad de los cursos que escogí estaban más orientados a la práctica, tenía salidas a ranchos frecuentemente e incluso mi clase de “Manejo de Animales Silvestres” era en un zoológico, lo que hizo que la experiencia de aprender sea mucho mejor. Adicionalmente a los cursos en los que me matriculé tuve la oportunidad de asistir a varios seminarios y cursos cortos de muy alto nivel.

En cuanto al costo de vida, era bastante similar a Lima, al principio fue difícil encontrar un lugar donde vivir, afortunadamente unos 4 días después de llegar a Guadalajara, encontramos un departamento que estaba cerca de la universidad donde podíamos quedarnos los 5 y gracias a esto nosotros pudimos reducir gastos, ya que cocinábamos y comprábamos algunas cosas en conjunto.

LO QUE ME DEJÓ ESTA EXPERIENCIA

Definitivamente existe un antes y un después del intercambio, ver la realidad de otro país, no solo socialmente sino también ver cómo se desarrolla tu carrera ahí, es algo muy enriquecedor. Es una experiencia que cambia tu visión tanto profesional como personal. Si bien fue una experiencia agradable, al principio no estaba segura ni de participar de la convocatoria y fuera de todo lo que aprendí gracias a este intercambio, creo que mi mayor aprendizaje fue que hay que tomar la oportunidad sin tener miedo de salir de tu zona de confort. Gracias al intercambio aprendí más sobre mi carrera, hice nuevos amigos, conocí otra cultura y visité lugares maravillosos.

Para terminar, sé que leer esta experiencia puede hacer que muchas personas también quieran vivirla, mis recomendaciones serían que busquen oportunidades o que aprovechen las que se les presenten, que sean dedicados, aprendan otro idioma y se involucren en sus carreras desde que empiezan. Al final todo esfuerzo tiene su recompensa.

Visita al rancho “El cuatro”, curso de “Producción de bovinos de leche”. Fuente: Archivo personal.

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *