Microplásticos

Por: Sebastian Tapia

Agosto 1, 2020

La nueva tendencia en la Gastronomía Culinaria

Imágenes de la Exposición de microplásticos para el zoológico de Copenhague Fuente: Bentzon M. Sweet Sneak Studio (1).

Aquí, allá y en todas partes.

Ningún lugar está a salvo de la contaminación plástica, puedes notarlo tú mismo al estar caminando por la calle y observar su presencia, en algo tan simple como lo es un envoltorio, una botella o una bolsa de plástico. Pero, así como existe un plástico que podemos notarlo a simple vista, el cual tratamos de combatir día a día, también existe un plástico el cual es muy difícil de percibir ya que posee un tamaño menor a 5 milímetros de diámetro, denominado microplástico (2).

Pero exactamente ¿Cómo aparecen estos microplásticos? Para entender esto debemos saber que los microplásticos se clasifican universalmente en primarios y secundarios. Los primarios hacen referencia a partículas que se elaboran intencionalmente en tamaños pequeños definidos para aplicaciones comerciales, un ejemplo claro lo puedes encontrar en las microperlas de los cosméticos y los productos de cuidado personal, así como también en las fibras de los textiles sintéticos (3), mientras que los secundarios se originan a partir de la degradación o debido a la exposición de elementos plásticos más grandes a condiciones ambientales que reducen su tamaño (4).

Al igual que los plásticos más grandes, los microplásticos terminan en el océano principalmente a través de los flujos de agua. Se estima que entre 15 a 51 billones de fragmentos de microplásticos equivalentes a 93,000 y 236,000 toneladas de peso, ya se encontraban en los océanos de todo el mundo en el 2016(5); pero esto no significa que solo estén presente en los océanos ya que los últimos estudios de microplásticos, nos dan una perspectiva de que también se encuentran en la atmosfera, en los ambientes terrestres y ambientes acuáticos de agua dulce (6,7).

Como se generan los microplásticos. Fuente: Pravettoni R. Marine Litter Vital Graphics (8)

Una tarjeta de crédito … en tu estómago.

Hasta ahora conocemos de donde provienen los microplásticos y donde se encuentran depositados, pero es momento de entrar al punto crítico de este artículo, los efectos que causan en los seres vivos.

Empecemos por el génesis de las cadenas tróficas, en cuanto a los productores que en este caso lo hablare de manera general son las plantas, si bien se tiene un limitado estudio casi nulo en cuanto a la interacción  y los efectos que tienen en relación  a los microplásticos, se ha logrado deducir que las hojas de las plantas terrestres podrían ser un sumidero temporal y una fuente de contaminación de microplásticos en áreas cercanas (9); continuando con el siguiente escalón de la cadena trófica podemos encontrar a los consumidores primarios como son los animales, a los cuales los microplásticos pueden alterar su sistema inmune e inducir un cambio de comportamiento como es el caso de impactos ecotoxicológicos en peces, lo cual es difícil de caracterizar (10). Finalmente, como un consumidor secundario encontramos al ser humano, al cual una mayor absorción o traslocación de estas microperlas, debido a la incapacidad que tiene el sistema inmune para eliminar partículas sintéticas, le puede causar estrés oxidativo, lesiones inflamatorias, inflamación crónica y aumentar el riesgo de neoplasia, además de que pueden liberar sus constituyentes, contaminantes adsorbidos y organismos patógenos (11).

La presencia de microplásticos en nuestro cuerpo cada vez va en aumento, semanalmente ingerimos un promedio de 5 gramos de plástico (12), el cual llega a nosotros por ingestión, inhalación y contacto dérmico debido a la presencia de microplásticos en productos, aire y sobre todo en los alimentos, siendo la nueva tendencia en la gastronomía culinaria, con el único costo de la utilización y mala segregación del plástico de un solo uso.

Promedio Global del Consumo de Plástico Semanal. Fuente: WWF (12)

Estamos viviendo tiempos difíciles, hoy el mundo está en una lucha contra el COVID–19, un enemigo invisible que no respeta fronteras y que ahora se convirtió en el tema central de todos los países, pero ¿Qué paso con el tema ambiental?, ¿Con nuestra lucha contra el cambio climático? Ahora cuando caminamos por las calles podemos notar la presencia adicional de mascarillas quirúrgicas, guantes, etc. Los cuales al final de la cadena, podrán terminar en nuestros alimentos que ingeriremos dentro de algunos años. Tengamos siempre presente nuestra lucha contra la pandemia del plástico, por un bien hacia nosotros y nuestros seres queridos.

Referencias:

  1. Bentzon M. Proyecto de microplásticos del zoológico de Copenhague [Internet]. Sweet Sneak Studio. 2020 [cited 2020 Jul 12]. Available from: http://mortenbentzon.com/2020/01/13/microplastic-project/
  2. Arthur C, Baker J, Bamford H. Proceedings of the International Research Workshop on the Occurrence, Effects, and Fate of Microplastic Marine Debris [Internet]. Washington; 2009 [cited 2020 Jul 14]. Available from: www.MarineDebris.noaa.gov
  3. Fu Z, Wang J. Current practices and future perspectives of microplastic pollution in freshwater ecosystems in China. Vol. 691, Science of the Total Environment. Elsevier B.V.; 2019. p. 697–712.
  4. Galafassi S, Nizzetto L, Volta P. Plastic sources: A survey across scientific and grey literature for their inventory and relative contribution to microplastics pollution in natural environments, with an emphasis on surface water. Vol. 693, Science of the Total Environment. Elsevier B.V.; 2019. p. 133499.
  5. Ioakeimidis C, Fotopoulou KN, Karapanagioti HK, Geraga M, Zeri C, Papathanassiou E, et al. The degradation potential of PET bottles in the marine environment: An ATR-FTIR based approach. Sci Rep [Internet]. 2016 Mar 22 [cited 2020 Jul 14];6(1):1–8. Available from: www.nature.com/scientificreports
  6. Wong JKH, Lee KK, Tang KHD, Yap PS. Microplastics in the freshwater and terrestrial environments: Prevalence, fates, impacts and sustainable solutions. Vol. 719, Science of the Total Environment. Elsevier B.V.; 2020. p. 137512.
  7. Zhang Y, Kang S, Allen S, Allen D, Gao T, Sillanpää M. Atmospheric microplastics: A review on current status and perspectives. Vol. 203, Earth-Science Reviews. Elsevier B.V.; 2020. p. 103118.
  8. Pravettoni R. How microplastics are generated | GRID-Arendal [Internet]. Marine Litter Vital Graphics. 2018 [cited 2020 Jul 15]. Available from: https://www.grida.no/resources/6929
  9. Liu K, Wang X, Song Z, Wei N, Li D. Terrestrial plants as a potential temporary sink of atmospheric microplastics during transport. Sci Total Environ. 2020 Nov 10;742:140523.
  10. Chae Y, An YJ. Effects of micro- and nanoplastics on aquatic ecosystems: Current research trends and perspectives. Mar Pollut Bull. 2017 Nov 30;124(2):624–32.
  11. Prata JC, da Costa JP, Lopes I, Duarte AC, Rocha-Santos T. Environmental exposure to microplastics: An overview on possible human health effects. Vol. 702, Science of the Total Environment. Elsevier B.V.; 2020. p. 134455.
  12. No Plastic in Nature: Assessing Plastic Ingestion From Nature to People [Internet]. Australia ; 2019 [cited 2020 Jul 15]. Available from: www.newcastle.edu.au/
  13.  

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *