Políticas CTI para la búsqueda de soluciones en tiempo de COVID- 19

Por: Jaffet Galindo

Noviembre 30, 2021

Desde el pronunciamiento oficial de la Organización Mundial de la Salud indicando la presencia de una pandemia causada por el brote de un nuevo coronavirus (COVID-19) declarada emergencia de salud pública de preocupación internacional, las políticas públicas de los países en el mundo relacionadas a ciencia, tecnología e innovación financiaron distintos proyectos de universidades, institutos y centros de investigación en I+D+i a fin de atender los desafíos presentados en el contexto de la COVID-19. 

La problemática surgida requiere una respuesta inmediata, por lo cual es preciso revisar los acontecimientos relevantes relacionados a desarrollo tecnológico frente a la pandemia en la región latinoamericana que permitan responder preguntas como: ¿Qué estrategias de I+D+i se desplegaron en los grupos de investigación para lograr soluciones prontas ante la COVID-19?, ¿Qué cambios generaron la implementación de estas estrategias?, ¿Qué aprendizajes nos llevamos para futuras medidas en la post-pandemia?La mayor fuente de financiamiento en América Latina y el Caribe, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), dirigió sus capacidades técnicas y financieras a cuatro líneas de acción: i) respuesta inmediata a la salud pública, ii) redes de seguridad para las poblaciones vulnerables, iii) productividad económica y empleo, y iv) políticas fiscales para aliviar los impactos económicos. Siendo el BID el principal socio estratégico de la región, su participación fue fundamental para la adopción de tecnologías digitales y la mejora de las capacidades científicas e innovación a lo largo de los últimos años asumiendo un rol significativo ante la crisis sanitaria por la COVID-19 (1).Entre las principales respuestas innovadoras en la región, financiadas por el BID, se encuentra la plataforma Smart Doctor; aplicación usada por el Ministerio de Salud y Gobiernos Regionales del Perú para el descarte rápido de COVID-19, la provisión de asistencia psicológica, contención emocional y el seguimiento médico oportuno a fin de lidiar con los estresores individuales y situacionales a los que expone la pandemia (2).

Asimismo, en Jamaica se desarrolló la plataforma MDLink, orientada a la atención de grupos vulnerables en riesgo de padecer COVID-19, como los adultos mayores. Por otro lado, se crearon dispositivos médicos, en Brasil se diseñó un tomógrafo portátil de bajo costo denominado Timpel que permite monitorear y optimizar la ventilación artificial en pacientes graves, a un coste 10 veces menor que los convencionales (3).
Colombia por su parte impulsó la innovadora iniciativa InnspiraMED, para la creación de ventiladores mecánicos con materiales e insumos de bajo costo que cumplan con los estándares de calidad para la efectiva recuperación de los pacientes. Otros países como Uruguay, Argentina y Costa Rica destacan en el desarrollo de kits de diagnóstico y otros productos (2).
De esta manera, las regiones de América Latina y el Caribe respondieron a los desafíos sanitarios y económicos que conllevó la pandemia, conjugando sus capacidades tanto tecnológicas como de innovación. Si bien hubo países que sobresalieron, esto se debió a que la inversión de manera constante en I+D+i permitió contar con ecosistemas de emprendimiento más maduros y con mayores capacidades para reaccionar de forma más inmediata a los desafíos sanitarios (6).

A su vez, en esta coyuntura se dejó evidencia de lo importante que resulta la colaboración entre distintos actores institucionales vinculados a la ciencia (universidades, empresas, centros e institutos de investigación) para la búsqueda de soluciones innovadoras; siendo en Perú, el programa Innóvate el principal actor para apoyar su financiamiento. Sin embargo, el apoyo aún es insuficiente para desafíos de gran magnitud. A pesar de existir diversos puntos de mejora como en el marco regulatorio, aún existen cláusulas que restringen el avance de importantes proyectos en el país.
Una comparación cercana es el caso de Perú al invalidar el desarrollo de ventiladores mecánicos en el país, imposibilitando su uso debido al retraso en los procedimientos de las entidades reguladoras. Por otro lado, Chile marcó una diferencia importante en el sector salud en la región, a través de la iniciativa “Un Respiro para Chile” donde se logró la validación técnica, preclínica y clínica de sus ventiladores en seis meses (1).

Si se analiza en la escena internacional ciertos indicadores de salud en el curso de la pandemia, se visualiza que hubo un exceso de mortalidad de 157%. El Perú representa el país con mayor exceso de muertes en el mundo y con menor capacidad de unidades de cuidados intensivos como se muestra en la figura (7), en tal sentido, se demanda la intervención de tecnología en salud. En el aspecto económico, un 88.6% de las exportaciones totales son registradas como commodities, mientras no se aplique investigación e innovación en los procesos industriales este problema seguirá incrementándose y tendrá un alcance sistémico (4).

Imagen1
Figura 1. La capacidad global de unidades de cuidados intensivos por cada 100.000 habitantes. Recuperado por El Orden Mundial (7).

Finalmente, para la conclusión de este artículo, se detallan medidas urgentes producto del aprendizaje en estos años en los rubros de salud y de gestión pública (5):

  • Intensificar el Plan de Integridad, donde se disponga que la máxima autoridad administrativa de cada entidad se responsabilice por el desempeño de ésta.
  • Replantear el proceso de descentralización, a fin de fomentar la eficiencia en la calidad de servicios a futuro.
  • Transformación digital en el sector público.
  • Elevación de metas para el Plan Nacional de Competitividad y Productividad con mayor compromiso de la empresa privada y la sociedad civil.
  • Ejecutar un sistema de control que vaya de la mano con las reformas y realizar el seguimiento de todas las medidas.

Bibliografía

  1. Banco Interamericano de Desarrollo. Respuestas Innovadoras de América Latina y el Caribe a los desafíos de la Pandemia COVID-19. 2020; 20. 
  2. Diario Médico Perú. Smart Doctor: “Fuimos la primera línea de combate digital” [Internet]. [Citado el 7 nov del 2021]. Disponible en: https://www.diariomedico.pe/?p=14896
  3. Jamaica Observer. MDLink aumenta el acceso a la atención de la salud dental en medio de COVID-19 [Internet]. [Citado el 7 nov del 2021]. Disponible en: https://www.jamaicaobserver.com/your-health-your-wealth/_197733
  4. Gestión. Estos son los indicadores post pandemia de Perú, según el Mapa de Vulnerabilidad [Internet]. [Citado el 7 nov del 2021]. Disponible en: https://gestion.pe/economia/estos-son-los-indicadores-postpandemia-de-peru-segun-el-mapa-de-vulnerabilidad-nndc-noticia/
  5. Escuela de Posgrado, Universidad Continental. Retos para la gestión pública peruana en tiempos del Covid19 [Internet]. [Citado el 7 nov del 2021].
  6. Comisión Económica para América Latina y el Caribe. La reacción de los gobiernos de América Latina y el Caribe frente a la crisis internacional. 2020; 1–34.
  7. El Orden Mundial. ¿Cuántas camas UCI tiene cada país? [Internet]. [Citado el 11 nov del 2021].

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *