Tercera dosis ¿Incierto porvenir?

Por: Pierina Paoli

Noviembre 30, 2021
Imagen principal
Fuente: The University of Utah Health ,2021.

Actualmente alrededor del mundo se vienen realizando diferentes investigaciones científicas acerca de la efectividad de una dosis de refuerzo (tercera dosis) contra la COVID 19 (enfermedad por coronavirus 2019). Los primeros resultados indican una disminución en la gravedad de los casos, aumento en la respuesta celular ante el virus  a pesar de la existencia de nuevas variantes. Por lo tanto, es necesario impulsar la realización de una mayor cantidad de estudios que permitan concluir si la aplicación de una dosis de refuerzo es ventajosa en la lucha contra el SARS-CoV-2 (síndrome respiratorio aguda grave 2 ).

Bar-On et al.(1) estudiaron el efecto de una tercera dosis de refuerzo en 1.137.804 personas mayores de 60 años, cuya segunda dosis de Pfizer (RNA mensajero – RNAm, BNT162b2, de laboratorio BioNTech) fue recibida en un periodo no menor a 5 meses.  Los resultados sugirieron que el número de anticuerpos de neutralización producidos después de la tercera dosis aumenta comparados con aquellos que recibieron dos dosis, indicando una mayor defensa contra el virus.  

Otros estudios apuntan a que los vacunados con Sinovac (vacuna que contiene partículas del virus SARS-CoV-2 inactivo, del laboratorio Sinovac Biotech) deben recibir la dosis de refuerzo, priorizando los mayores de 60 años y con comorbilidades debido a la escasez mundial de vacunas (2). También, estudios recientes apuntan a que las vacunas basadas en ARNm (Pfizer, Moderna) son candidatas ideales para dosis adicionales, independientemente de la vacuna que recibieron con anterioridad (3).

Efectos Adversos

Si existen efectos adversos frente a la tercera dosis aun no lo sabemos, a nivel mundial esta información es escasa, dado que el número de vacunados con dosis de refuerzo es incipiente. Cabe mencionar que la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) del Perú, advirtió la aparición de algunos efectos secundarios posteriores a la aplicación de la segunda dosis de la vacuna tales como miocarditis (inflamación del músculo cardíaco) y pericarditis (inflamación del tejido alrededor del corazón) en los Estados Unidos, estos casos fueron reportados principalmente en hombres mayores de 16 años (4). A pesar de esto, la mayoría de las personas que tuvieron este padecimiento después de la vacunación con un agente inmunizante (ejemplo. ARNm contra la COVID-19), respondieron bien al tratamiento (medicamentos y reposo) (5).

En este contexto, la Digemid recomienda continuar la vacunación con la vacuna Pfizer, puesto que, hasta el momento, el balance beneficio/riesgo sigue siendo favorable (4).

Posiciones contrarias a la dosis de refuerzo

En países como Israel en donde el porcentaje de vacunación es del 98%, se está aplicando la dosis de refuerzo. A pesar de ello, hay varios expertos; como la profesora Russel, quien opina que para prevenir formas graves de la enfermedad y la muerte la única forma de combatirla es que el número de inmunizados aumente a nivel mundial, primera y segunda dosis, y no por naciones debido a que existen poblaciones que no han recibido vacunas o no han completado su esquema de vacunación, y por lo tanto se seguirán generando variantes del virus (6).

Por ejemplo Ben Cowling, jefe de epidemiología y bioestática de la Universidad de Hong Kong, declaró “Hay que pensar detenidamente acerca de cuál es el beneficio potencial de una tercera dosis comparado con cuánto podrían dos dosis ayudar a una persona mayor en una comunidad donde no ha tenido todavía la oportunidad de vacunarse» (6).

Incertidumbre ante la posibilidad de contagios

A pesar del número de contagios (257.555.773) y muertes causadas (5.15 millones de personas) por el virus del COVID-19 (7), aún existe un porcentaje considerable de la población mundial que tiene dudas con respecto a la efectividad de las vacunas y sobre todo de la dosis de refuerzo. Esto especialmente por el incremento de contagios en países donde más del 70% de la población está vacunada, como es el caso de Chile sumado a otros países como Seychelles con el 68%  y en Mongolia  55%  quienes han vuelto a tomar las medidas de confinamiento,  toque de queda y restricciones a los viajes en respuesta a la variante Delta (6).

Por otro lado, un estudio realizado por la farmacéutica Pfizer ha arrojado una caída de anticuerpos contra el coronavirus entre 6 y 12 meses después de la vacunación completa. Lo que abre el debate sobre la necesidad de una dosis de refuerzo que podría multiplicar entre cinco y diez veces la respuesta ante el virus. Además, otro estudio llevado a cabo por investigadores de Johns Hopkins Medicine, en Estados Unidos, proporciona evidencia de que las células T auxiliares intervienen en la inmunidad del organismo, y en personas que recibieron una vacuna de ARN mensajero persisten seis meses (8).

Por lo expuesto anteriormente se concluye que es necesario enfatizar la investigación del uso de la dosis de refuerzo sobre todo en personas mayores de 60 años y con comorbilidades debido a que son los más susceptibles ante el virus. Los cuestionamientos a la tercera dosis obedecen a la necesidad de una planificación global y no al hallazgo de efectos secundarios o reacciones adversas. A pesar de no existir estudios definitivos se debe tener en cuenta que los beneficios son considerablemente mayores que el riesgo de utilizarla.

Fig. 1. Vacunación a nivel Mundial (9)

Referencias Bibliográficas:

  1. Bar-On YM, Goldberg Y, Mandel M, Bodenheimer O, Freedman L, Kalkstein N, et al. Protection of BNT162b2 Vaccine Booster against Covid-19 in Israel. N Engl J Med. 2021; 385:1393-1400.
  2. La OMS recomienda una tercera dosis de vacuna contra el COVID-19 a grupos de riesgo [Internet]. Deutsche Welle. 2021 [citado 6 noviembre 2021]. Disponible en: https://www.dw.com/es/la-oms-recomienda-una-tercera-dosis-de-vacuna-contra-el-covid-19-a-grupos-de-riesgo/a-59471928
  3. De Francisco Ángel. Octubre 2021. COVID 19: Es recomendable una tercera dosis de vacuna [Internet]. Nefrología al Día. 2021 [actualizado 5 Oct 2021; citado 1 nov 2021]. Disponible en: https://nefrologiaaldia.org/es-articulo-octubre-2021-covid-19-es-431
  4. Documento DIGEMID. Vacuna Pfizer: Digemid advierte sobre posibles casos de miocarditis y pericarditis después de la vacunación [Internet]. El Comercio. 2021 [citado 6 nov 2021]. Disponible en: https://elcomercio.pe/lima/sucesos/vacuna-pfizer-digemid-advierte-posibles-casos-de-miocarditis-y-pericarditis-despues-de-la-vacunacion-nndc-noticia/
  5. Maldonado Y. ¿La vacuna contra el COVID-19 causa miocarditis? [Internet]. Healthy Children. 2021 [citado 18 nov 2021]. Disponible en: https://www.healthychildren.org/Spanish/tips-tools/ask-the-pediatrician/Paginas/does-the-covid-19-vaccine-cause-myocarditis-in-teens-and-young-people.aspx
  6. Uchoa P. Coronavirus: las dudas sobre la eficacia de las vacunas chinas (y cómo se explica el aumento de casos en países que las utilizan) [Internet]. BBC News Mundo. 2021 [citado 6 nov 2021]. Disponible en: https://www.bbc.com/mundo/noticias-57835025
  7. WHO Coronavirus (COVID-19) Dashboard [Internet]. World Health Organization. 2021 [citado 22 nov 2021]. Disponible en: https://covid19.who.int/
  8. Albalá A. Tercera dosis en menos de un año: qué sabemos hoy de la vacuna y por qué no frena la transmisión del coronavirus [Internet]. 20 minutos . 2021 [citado 18 nov 2021]. Disponible en: https://www.20minutos.es/noticia/4897949/0/tercera-dosis-vacuna-frenar-transmision-coronavirus/?autoref=true
  9. Coronavirus (COVID-19) Vaccinations [Internet]. Our Data World. 2021 [citado 6 nov 2021]. Disponible en: https://ourworldindata.org/covid-vaccinations

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *