Un intercambio puede cambiar el rumbo de la historia

Por: Angélica López Zavaleta     

Agosto 1, 2020
Intercambios

Un intercambio te permite ser una persona muchas más abierta, empática y calificada para pertenecer a un equipo científico internacional.”

Valle de Cocora, Salento- Quindío, Colombia. Fuente: Archivo personal.

En esta ocasión tenemos el placer de entrevistar a la estudiante de la Universidad Nacional de Trujillo, Juliana Aguirre Sisniegas, quién en el 2019 realizó un intercambio en la Universidad Nacional de Colombia por dos semestres. Ella nos cuenta que actualmente se encuentra realizando su tesis de pregrado, titulada: “Caracterización Morfológica de la semilla del género Passiflora”, ligada a una investigación iniciada en  la Universidad Nacional de Colombia y bajo el asesoramiento del profesor PhD. Jhon Ocampo. A continuación, nos comentará todo acerca del proceso para realizar un intercambio y la importancia de hacerlo.

A: De parte de la Revista Scientia, te agradecemos tu participación en esta entrevista. Para empezar ¿qué fue lo que te motivó a realizar este intercambio?

J: La idea nació cuando formé parte de la creación del grupo de estudio en biociencias llamado Geneuro, el cual pertenece a la Universidad Nacional de Trujillo, durante mi formación en pregrado. En este grupo se pudo crear un espacio para discutir temas de interés científico entre estudiantes de pregrado; uno de los objetivos era lograr que todos los miembros del grupo realicen un intercambio, debido a la importancia de éste. Por ello, primero me animé a realizar un intercambio a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

A: ¿Puedes contarnos brevemente acerca de tu experiencia en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos?

J: Fue en el año 2018, allí aprendí más de cerca sobre genética y biología molecular ya que estuve  en la escuela de Genética y Biotecnología. En esta universidad, pude conocer más acerca del talento que hay en mi país, la mayoría de los estudiantes están inmersos en la investigación y buscan constantemente pasantías; es un ambiente de ciencia muy bonito. A veces pensamos que necesitamos ir muy lejos para realizar una movilidad y nos olvidamos de lo que tenemos. El compartir clases con los estudiantes de este lugar, amplió más mi visión acerca de las áreas de la biología en las cuales puedo trabajar y como quedé encantada con esa primera experiencia, me animé a realizar un intercambio internacional.

A: ¿Por qué elegiste estudiar en la Universidad Nacional de Colombia?

J: A través de un evento científico que se realizó en la Universidad Privada Antenor Orrego, al cual asistí a sus conferencias y cursos dictados por los investigadores de la Universidad Nacional de Colombia. Al participar de estos talleres fue que conocí más de cerca de la universidad  y nació así la idea de realizar un intercambio.

Laboratorio de Cultivo de Tejidos en la Universidad Nacional de Colombia sede Palmira. Fuente Archivo personal.

A: ¿Durante tu estadía en Colombia tuviste la oportunidad de participar de algún proyecto?

J: Dentro de los cursos que llevé  tuvimos que realizar proyectos, el cual fue en cultivo in vitro sobre  Sechium edule “chayotera”. También estuve dentro del herbario de la universidad, donde aprendí a herborizar, más acerca de la botánica y sobre el género pasiflora. Al estudiar 2 semestres, el primero me dediqué a estudiar  y el segundo a la tesis, donde empecé a registrar algunos datos sobre semillas y colectas de más especies de pasifloras; de hecho, una de las razones para regresar a Perú fue integrar más especies a la investigación, pero debido a la pandemia es que se ha puesto en pausa por ahora.

A: ¿Qué diferencias encuentras entre la enseñanza en Colombia y la enseñanza aquí en Perú, teniendo en cuenta tus dos experiencias?

J: En Colombia, siempre quieren involucrar lo teórico con lo práctico; por ejemplo, siempre nos llevaban a empresas cercanas o al CIAT. Los profesores tratan de que el alumno no solo aprenda la parte conceptual, sino que pueda entenderlo viviendo la experiencia o con ejemplos concretos, eso me llamo mucho la atención. Además, su enseñanza es variada, tratan de ser cálidos y de comunicarse más. Y finalmente, el alumno es libre de elegir el curso que desee dependiendo de lo que quiere especializarse. En Perú, los profesores más que todo se enfocan en enseñar todo lo básico que un biólogo necesita para su formación.

A: ¿Cuánto cuesta estudiar en Colombia y qué fue lo que más te llamó la atención en cuanto a su cultura?

J: Depende mucho del lugar a donde vayas; como estuve en la sede Palmira su costo de vida es bajo con relación a la sede capital, podrías vivir con 300 dólares al mes, además es una ciudad muy pequeña y acogedora. Con respecto a lo costos en la universidad,  quedé exonerada de los pagos de matrícula gracias al convenio existente entre mi universidad de origen y la de Colombia. Durante los últimos meses, pude gestionar el préstamo de una bicicleta y eso también me generó menos gastos. Con respecto a su cultura, el trato de las personas suele ser muy amigable, cálido, atenta y alegre. Su acento es muy distinto y usan muchas palabras propias. Sobre la comida, la diferencia no es mucha, incluso tienen costumbres parecidas como las de incluir arroz en todos sus platos, los vegetales y carnes son muy similares también. En ese aspecto, no me costó mucho adaptarme. Un dato que debo rescatar es que deberíamos aprender a cocinar un plato típico ya que los extranjeros en general reconocen que nuestra comida es rica.

A: ¿Qué procedimiento seguiste para lograr realizar este intercambio?

J: Lo primero que debemos tener en cuenta son las fechas de inicio de clases; por ejemplo, ellos inician en febrero, en cambio nosotros en marzo. Entre los requisitos, está redactar una carta de motivación y  una carta de presentación de la universidad de origen, son los destacados. Está el pasaporte, que lo necesitas para salir del país. La Universidad Nacional de Colombia, es muy receptiva a las postulaciones y son muy atentos en todo lo que necesites.

A: ¿Cómo te contactaste con esta universidad?

J: Como te comentaba, gracias al Simposium que se realizó en el 2018 pude conocer a los profesores de la Universidad Nacional de Colombia y gracias a uno de mis profesores, el organizador del  evento, y a la gerencia de relaciones internacionales, pude contactarme con la gerencia de la universidad de Colombia.

A: ¿Obtuviste ayuda financiera para estudiar en esta universidad? ¿Conociste de alguna beca o financiamiento que pueda haber solventado tus gastos en este tipo de intercambio? 

J: Gracias al convenio pude generar una subvención económica de parte de mi universidad, otorgado sólo a alumnos con buen rendimiento académico, el cual me sirvió para gastos de vuelo. Además, está el préstamo de la bicicleta. En realidad, gracias a las dos universidades pude realizar mi intercambio sin muchos gastos. Y si, existe una beca que te financia intercambios llamada Alianza del Pacífico; sin embargo, no tuve la oportunidad de ser aceptada, pero eso no detuvo mis ganas y busqué la forma de que mi universidad me apoyé, e igualmente con la otra universidad.

A: En general, en base a todo lo que me has comentado ¿Consideras que se cumplieron tus expectativas?

J: Sí, al realizar un intercambio primero a nivel nacional me interesé a profundidad por las plantas y estando en Colombia aprendí acerca de la importancia de estudiar y valorar los recursos fitogenéticos. Creo que este aporte me lo brindó la universidad de Colombia ya que junto a Perú estos países se encuentran entre los 10 primeros países con megadiversos a nivel mundial. La idea es culminar la tesis y aprovechar el conocimiento que me brindan allá para regresar y utilizarlos en mi país.

A: ¿Cómo considerarías que esta experiencia ha aportado a tu crecimiento personal?

J: creo que salir de tu zona de confort y proponerte nuevos retos va a portar mucho en tu crecimiento personal. Resalto mucho el tema de poder aprender de otras culturas y poder compartir la mía, de esa forma entender, tolerar otros puntos de vistas y aprender a salir del lugar de donde estás acostumbrado para potenciar todas las características que ya tienes. Un intercambio te permite ser una persona mucho más abierta, empática y calificada para pertenecer a un equipo científico internacional.

A: ¿Algún consejo para los estudiantes que tienen en mente realizar un intercambio?

J: Sería que si realmente quieres descubrir nuevas áreas de tu carrera, tienes que salir de tu universidad y de tu zona de confort. Puede ser nacional o extranjera, pero para ello debes planificar las fechas, los documentos e incluso algunas becas que puedan solventarte económicamente. También, involucrarte en grupos o laboratorios desde los primeros ciclos para que te permitan desarrollar cualidades elegibles para becas. Siempre hay una oportunidad que está esperando por ti, y no olvides que nuestro Perú ofrece muy buenas universidades también. Entonces, sea a nivel nacional o internacional, vas a aprender y crecer definitivamente. Para finalizar, siempre debes estar enfocado en cómo te quieres ver en tu carrera, para que puedas trabajar en ello, puedas ser elegible a becas y puedas llegar a donde quieras. Y no olvidar que es muy importante generar espacios que nos permitan crecer profesionalmente, ya sea cualquier lugar donde nos encontremos.

Salida de campo en el curso de análisis espacial y caracterización de la diversidad genética en Sibundoy – Mocoa, Putumayo, Colombia. Fuente: Archivo personal.

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *